Millones de personas exigen esclarecer la muerte de Elijah McClain tras un incidente con tres policías en Colorado

Cuando en Estados Unidos se ha alzado un enorme clamor contra la brutalidad policiaca y el racismo sistémico, con protestas masivas en  repudio a las recientes muertes de George Floyd y Rayshard Brooks, también se han puesto contra la luz casos anteriores, entre los muy numerosos de muertes de personas bajo custodia policía, para esclarecer la verdad y lograr justicia.

Uno de esos casos que ha provocado nueva consternación en la opinión pública es el de Elijah McClain, un afroamericano de 23 años que la noche del 24 agosto de 2019 murió tras ser arrestado por la policía de Aurora, Colorado.

Sheneen McClain (izq.), madre de Elijah McClain, pide justicia para su hijo, muerto durante un incidente con policías de Aurora, Colorado. (Getty Images)

Él volvía a casa luego de ir al supermercado y fue detenido por tres policías que, de acuerdo al relato de Buzzfeed News, le dijeron que estaba “actuando sospechosamente” y no le dejaron continuar su camino a casa. McClain llevaba puesto un pasamontañas, lo que hacía con frecuencia, de acuerdo al Denver Post, porque era anémico y resentía el frío.

Entonces, según la versión oficial, cuando supuestamente McClain trató de hacerse del arma de uno de los oficiales, fue sometido por el cuello.

Y aunque él sufrió vómitos e imploró que lo dejaran ir, según audio captado por la cámara corporal de uno de los oficiales, se le continúo sometiendo hasta que se desmayó. Paramédicos que llegaron al lugar le aplicaron a McClain, de acuerdo a Buzzfeed, un sedante (el fármaco ketamina) y poco después él dejó de respirar y entró en un estado crítico por falla cardiaca. Fue declarado con daño cerebral y murió tres días después.

Pero quienes lo conocieron dudan  de que el joven fuese peligroso o violento. En Twitter, por ejemplo, se narra que él colaboraba con instituciones protectoras de los animales y pasaba en los albergues mucho tiempo, tocando el violín porque él creía que eso tranquilizaba a los animales.

Audio de los momentos críticos del incidente, de lo que serían las últimas palabras de McClain, fue registrado por la cámara corporal de uno de los oficiales. Y lo que el joven dijo, entre llantos y súplicas desesperadas, añade un toque perturbador al incidente, y ha elevado indignadas preguntas sobre por qué fue sometido por los oficiales a un grado que muchos consideran brutal y que le costó la vida.

McClain dijo, según verificó el portal Snopes:

“No puedo respirar. Aquí tengo mi identificación. Me llamo Elijah McClain. Esa es mi casa, yo solo estoy yendo a casa. Soy introvertido, simplemente diferente, eso es todo. Lo siento. No tengo ninguna pistola. Yo no hago eso, yo no peleo para nada. ¿Por qué me están atacando? ¡Yo ni siquiera mato moscas, no como carne! Pero no juzgo a las personas, a las que sí comen  carne. Perdónenme, todo lo que he tratado de hacer es ser mejor. Lo haré, haré lo que sea. Sacrificaré mi identidad, lo haré. Todos ustedes son fenomenales, son hermosos y los amo. Traten de perdonarme. Tengo un carácter geminis. Lo siento, lo siento. Oh, eso duele mucho. Ustedes son muy fuertes. El trabajo en equipo hace el trabajo ideal. Oh, lo siento, no estaba tratando de hacer eso. Solo no puedo respirar correctamente”.

Ese video fue publicado por la Policía de Aurora en YouTube.

En su momento, la fiscalía de Aurora decidió no acusar a los tres oficiales implicados en el incidente tras el que murió McClain e incluso, tras una suspensión, tres meses después fueron reincorporados a su puesto.

Con todo, el caso no se apagó por completo, los familiares de McClain continuaron peleando y en el contexto de las recientes manifestaciones masivas contra la brutalidad policiaca y el racismo, los ojos comenzaron a voltear nuevamente hacia el caso, que nunca fue formalmente aclarado ni se estableció la causa de la muertede McClain. La autopsia, por ejemplo, en su momento señaló que la causa del fallecimiento era “indeterminada”, según Buzzfeed, y ni el patólogo ni la fiscalía llegaron entonces a concluir que la muerte de McClain tuvo relación con las acciones de los tres oficiales.

Por ello, en su momento, aunque autoridades consideraron que la muerte del joven fue “trágica e innecesaria”, se afirma que no se halló fundamento para presentar cargos de homicidio contra los policías, según Buzzfeed.

Pero ahora el caso de McClain ha sido reabierto y el gobernador de Colorado ha nombrado a un fiscal especial para indagar lo que sucedió. Todo  ello luego de que millones de personas –casi 3.5 millones a la fecha– firmaron una petición en change.org y se realizó una ola enorme de llamadas a funcionarios en Colorado en demanda de que se haga justicia a McClain.

Se señala que la investigación original omitió muchos datos que ameritan una nueva indagación, y de allí la decisión del gobernador de Colorado de reabrir el caso con un fiscal especial, a fin de determinar si se justifica fincar acusaciones penales.

Hoy, el clamor de justicia para McClain es intenso y es necesario que se esclarezca lo sucedido en el incidente que le llevó a la muerte. Ello se inscribe en la exigencia masiva de un alto a la brutalidad policiaca, que rendición de cuentas por parte de las policías y del fin de la injusticia y el racismo sistémico que lacera a los afroamericanos y otras minorías en Estados Unidos.