Millones de grandes arañas del este asiático se establecen en Georgia, científicos aún no saben la razón

·2  min de lectura

Millones de arañas grandes que son nativas del este de Asia han tejido sus telas doradas en todo el estado estadounidense de Georgia después de que su número se disparara este año.

La araña Joro, que es un arácnido del tamaño de una palma, es parte del grupo de los tejedores de orbes y es común en Japón, China, Corea y Taiwán.

No se sabe cuándo llegaron las arañas por primera vez a Estados Unidos, pero un investigador encontró una en 2014 a unas 80 millas al norte de Atlanta.

"Las redes son un verdadero desastre", dijo Will Hudson, entomólogo de la Universidad de Georgia, a Associated Press.

"Nadie quiere salir por la puerta por la mañana, bajar los escalones y tener la cara llena de telarañas".

Las arañas hembras tienen marcas rojas, azules y amarillas brillantes y pueden medir tres pulgadas cuando están completamente extendidas, pero los científicos dicen que no están seguros de por qué su población ha aumentado dramáticamente este año.

“Vemos reflujos y flujos naturales en las poblaciones de muchas especies diferentes que pueden estar vinculados a las condiciones locales, particularmente cambios leves en las precipitaciones”, explicó Paula Cushing, aracnóloga del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver.

Los expertos señalan que la araña no es una amenaza para los humanos o mascotas como perros y gatos, y no morderá a menos que esté amenazada.

Leer más: Puertos de LA, Long Beach multarán por atasco de mercancías

Nancy Hinkle, también entomóloga de la Universidad de Georgia, aseguró que las arañas Joro matan a los mosquitos y las moscas que pican, así como a las chinches apestosas marmóreas marrones, que dañan los cultivos.

"Esto es maravilloso. Esto es emocionante. Las arañas son nuestras amigas. Están atrapando todas las plagas que no queremos en nuestra casa".

Pero no todo el mundo queda impresionado.

Debbie Gilbert, de 67 años, dice que tiene una política de tolerancia cero para las arañas Joro en su casa en Norcross, Georgia.

“No abogo por matar nada. Vivo en paz con todas las arañas por aquí y todo lo demás. Pero Joros simplemente no pertenece aquí, eso es todo".

Christopher Brown, profesor de biología en el Georgia Gwinnett College, sospecha que la araña ha prosperado en Georgia porque su clima cálido y húmedo es similar al de países como Japón.

"No creo que vayan a ninguna parte", opinó Brown.

The Associated Press contribuyó a esta historia

Relacionados

Australia tiene un problema: demasiados aguacates

Reino Unido: piden eliminar prohibición a las organizaciones que luchan contra la experimentación animal

Circo Ringling Bros. regresaría sin animales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.