Los millonarios y figuras que fueron estafados por la empresa de Elizabeth Holmes

·3  min de lectura
Elizabeth Holmes; el mundo; sociedad
NICK OTTO

SAN FRANCISCO.- Después de la condena a Elizabeth Holmes por el fraude de su empresa de biotecnología, Theranos, salen a flote algunas de las víctimas del caso. Entre las personas más importantes están Robert Murdoch, presidente de la cadena de medios News Corp; Henry Kissinger, exsecretario de Estado norteamericano, y James Mattis, exsecretario de Defensa de Estados Unidos. La empresa fue valorada en 9000 millones de dólares en su punto máximo, y la mitad pertenecía a la condenada.

Tras la determinación del jurado, la expromesa de Silicon Valley fue declarada culpable por cuatro de los 11 cargos que involucran una serie de fraudes a través de la empresa Theranos; su expareja y mano derecha, Ramesh “Sunny” Balwani, era jefe de operaciones de la compañía.

El jurado demoró una semana en analizar el caso y concluyó que Holmes era culpable en cuatro cargos de fraude, considerando que engañó a los inversionistas para colocar dinero en su startup, la cual prometía revolucionar los exámenes de sangre con herramientas más rápidas y económicas que las utilizadas por los laboratorios tradicionales.

Elizabeth Holmes a su llegada a una corte federal en San José, California, para un juicio por fraude, el 3 de enero de 2022. (AP Foto/Nic Coury)
Elizabeth Holmes a su llegada a una corte federal en San José, California, para un juicio por fraude, el 3 de enero de 2022. (AP Foto/Nic Coury)


Elizabeth Holmes a su llegada a una corte federal en San José, California, para un juicio por fraude, el 3 de enero de 2022. (AP Foto/Nic Coury)

Theranos atrajo a importantes figuras como el magnate de los medios como la familia Walton, dueña de la cadena Walmart, y Rupert Murdoch, quien llegó a invertir 100 millones de dólares en la firma. Varios inversores tuvieron puestos en el gobierno de Estados Unidos como Betsy DeVos, exsecretaria de Educación; Daniel Mosley, abogado y exinversionista; Henry Kissinger, exsecretario de Estado; y James Mattis, el exsecretario de Defensa. Además de invertir, Mosley conectó a Theranos con el resto de los inversores, que concentraban una suma de 380 millones de dólares, según The Wall Street Journal.

En su punto máximo, los inversores valoraban la empresa en 9000 millones de dólares. Holmes había contratado cientos de científicos, ingenieros y agentes del mercado, y aseguraba que podía correr más de 200 pruebas médicas usando un dispositivo patentado por su empresa.

Este dispositivo solo podía hacer el test en 12 tipos de pacientes, por lo que los resultados eran inviables. Secretamente, Theranos realizó la mayoría de sus análisis de sangre en dispositivos comerciales de otras empresas.

“Los veredictos de culpabilidad en este caso reflejan la culpabilidad de Holmes en este fraude de inversionistas a gran escala y ahora debe enfrentar la sentencia por sus crímenes”, dijo la fiscal Stephanie Hinds en un comunicado leído a las afueras del juzgado por un representante.

La fiscalía federal describió a Holmes como una charlatana obsesionada con la fortuna y la fama. En sus siete días en el estrado, se presentó como una pionera visionaria en un Silicon Valley dominado por los hombres, que sufrió abusos emocionales y sexuales por parte de su examante y socio, Sunny Balwani.

Un jurado condenó a Holmes, que fue la directora general de la empresa durante sus 15 años, por dos cargos de fraude electrónico y dos de conspiración para cometer fraude tras siete días de deliberación. Además, fue absuelta de otras cuatro acusaciones de fraude y conspiración por supuestamente engañar también a pacientes que pagaron por los análisis de sangre de Theranos.

La exdirectora, de 37 años, se enfrenta a hasta 20 años de cárcel por cada cargo, aunque los expertos legales dicen que es poco probable que reciba la pena máxima. La semana próxima habrá otra audiencia para fijar las condiciones de su fianza. No fue definida la fecha de la audiencia en la cual será fijada su sentencia.

Agencia AFP y The Wall Street Journal

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.