Millennials de Tijuana tuvieron la mejor infancia por estas razones

Diana Sevilla
·3  min de lectura
Millennials de Tijuana tuvieron la mejor infancia por estas razones
Millennials de Tijuana tuvieron la mejor infancia por estas razones

Vivir en la frontera es todo un acontecimiento, vivir aquí no es lo mismo que vivir en otras partes de México. El hecho de estar cerca a los Estados Unidos cambia nuestro día a día, es cotidiano ir “al otro lado”, tener dólares, decir palabras en inglés o combinarlas con español.
La frontera, y en específico Tijuana, son un lugar donde reina la diversidad cultural; ahora recordemos cómo era vivir aquí hace unos 30 años, cuando éramos niños.
Estas son algunas razones por las cuales era genial ser niño en Tijuana.
Cruzar al otro lado sin visa
Antes de los 2000, la gente podía cruzar la frontera sin necesidad de una visa, testimonios afirman que incluso si decías que eras ciudadano (sin ninguna prueba de ello) te dejaban pasar.
Igual, para los famosos paseos escolares, ni las escuelas ni el gobierno americano, te pedían una visa para poder ir.
Ir a Disneyland gratis
Visitar Disney era otra cosa tan común en nuestras vidas, algunos incluso, entraban sin pagar. Ya que, al momento de pagar los boletos, si te miraban pequeño, ibas en brazos o en carreola, no cobraban tu entrada, hay quienes aún teniendo 5 años, entraban gratis.
Domingo en dólares
Debido a que era más común su uso en aquel tiempo, de niños recibíamos “el domingo” en dólares. También, los adultos podían tener dólares en sus cuentas del banco.
Foto por: geralt en Pixabay

Toys "R" Us
¿Quién no recuerda esos bellos paseos por Toys R US? Caminar por los pasillos y divertirte con cada juego o juguete que te encontraras.
Cruzar a EEUU en cuestión de minutos
Tijuana no era la enorme ciudad que es hoy en día, por lo cual, en los 90’s cruzabas la frontera en cuestión de minutos, no tardabas horas como sucede actualmente.
Diversión sin límites en San Diego
Podía visitar Discovery en Fashion Valley, la sección de niños de las librerías de Borders, tiendas de Hello Kitty, pero sobre todo, era muy popular visitar Chuck E. Cheese, donde cada cierto tiempo del día, tiraban monedas a los pequeños para que disfrutaran de las maquinitas.
FOXploration
El estudio de Fox ubicado en Rosarito, no solo fue un lugar que dio vida a películas como Titanic o Capitán de Mar y Tierra, tiempo después se convirtió en una especie de museo-tour para que los cinéfilos pudieran recorrer lo sets y además de ver otras curiosidades.
Baja Studios en Facebook

Las resbaladillas de Playas de Tijuana
Aquellos que están en sus 20’s quizá no lo recuerden, pero durante los 70’s y 80’s existió una resbaladilla gigante (de 20 metros de altura) en la que niños y adultos se deslizaban dentro de unos costales de fibra ¿Te hubieras lanzado de aquí?
Vía Facebook

Blockbuster
En 2010, para tristeza de muchos, Blockbuster cerró oficialmente. Con nostalgia recordamos aquellos días en los que tenías que ir a Blockbuster, recorrer alegremente y arduamente la película que verías. Elegir una película era una tarea difícil, no era tan simple como dar un click, lo que eligieras te lo llevarías a casa a pasar por lo general una tarde en familia, así que debías escoger muy bien.

Paraíso Azteca
Paraíso Azteca ofrecía a los visitantes múltiples atracciones como: albercas, toboganes, chapoteaderos, sillitas voladoras, una cascada artificial, un zoológico, un cine interplanetario, un castillo infantil, un pueblo del viejo oeste, una reconstrucción del fuerte de la Tía Juana, un puente colgante, paseos en caballitos y mucho más.
El año pasado, luego de haber cerrado en 2006, anunciaron que reabrirían para el mes de abril, sin embargo, debido a la pandemia ya no pudo concretarse esto.

Ciertamente Tijuana ha cambiado mucho en los últimos 30 años y aunque varias cosas que amábamos ya no están, siempre querremos a nuestra querida ciudad.

VIDEO RELACIONADO:
Curiosidades de CaliBaja: 7 Lugares de Tijuana donde solías comer y que ya no existen