Militarización multiplica violaciones a derechos humanos, aseguran

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 6 (EL UNIVERSAL).- Organizaciones de la sociedad civil en defensa de los derechos de la niñez externaron su preocupación por la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de institucionalizar una estrategia que empodera todavía más a las Fuerzas Armadas, al mantenerlas al frente de la seguridad pública del país.

"Repudiamos la militarización que ha ignorado los tratados internacionales de derechos humanos y las recomendaciones expresas que organismos de derechos humanos han hecho al país, lo cual no ha traído resultados en favor de la paz y ha continuado dañando a la ciudadanía del país, en particular a niñas, niños y personas jóvenes", señalaron.

Expresaron que la militarización ha multiplicado las violaciones graves a derechos humanos y los miembros de las Fuerzas Armadas son cubiertos por la impunidad.

"Nos preocupa que pese a los indicadores negativos, el gobierno federal y el partido mayoritario en las cámaras pretendan seguir ignorando estas recomendaciones y estándares, manteniendo un negocio multimillonario de muerte y dejando al país bañado en sangre", agregaron.

Las ONGs llamaron a los legisladores del Senado de la República a frenar el espíritu militarista del Poder Ejecutivo, que sin responsabilidad de Estado viola abiertamente la Constitución.

También urgieron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación a cumplir con su responsabilidad legal y discutir el paquete de controversias constitucionales que tienen pendientes en esta materia.

"Es urgente que sea un poder autónomo que ayude a reconocer el riesgo que conlleva la creciente participación militar en tareas de seguridad ciudadana, porque debilita la democracia y es contraria a los estándares internacionales de derechos humanos", dijeron a través de un comunicado.

Aseguraron que la amenaza más grande para la democracia es la militarización de la seguridad pública porque, argumentaron, es una condena a vivir en una guerra que se va a recrudecer y el rechazo inminente a la construcción de la paz.