Los militares cobran un 68% menos que las fuerzas de seguridad y se aleja la promesa de la equiparación salarial

·4  min de lectura
El ministro de Defensa, Jorge Taiana, se reunió el lunes con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada
El ministro de Defensa, Jorge Taiana, se reunió el lunes con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada - Créditos: @Ministerio de Defensa

En las Fuerzas Armadas interpretan como una señal negativa las medidas anunciadas por la ministra de Economía, Silvina Batakis, para alcanzar el equilibrio de las cuentas públicas. Pronostican que ello alejará el cumplimiento de la promesa del ministro de Defensa, Jorge Taiana, quien se había comprometido a reducir la brecha y equiparar los haberes del personal militar con los sueldos de los agentes de las fuerzas de seguridad federales.

Hoy la brecha salarial llega al 68% entre militares y efectivos de seguridad (Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria), a partir de los últimos aumentos anunciados para toda la administración pública nacional. Esa mejora, aprobada mediante la resolución conjunta N° 5 entre las carteras de Defensa y de Economía, antes de la renuncia del ministro Martín Guzmán, orilló el 60%, en cuatro tramos sucesivos, a partir de julio, octubre, enero y marzo próximos. Una vez completada la actualización en las cuatro fases, la diferencia será del 63 por ciento.

Congreso: tras las quejas de los empleados, Cristina y Massa habilitaron un aumento salarial del 69%

Ante versiones de que las medidas contra el déficit fiscal fijadas por Batakis podrían alterar ese cronograma e, incluso, dar marcha atrás con la medida, en el Ministerio de Defensa negaron esa posibilidad e indicaron a LA NACION que se mantienen “las conversaciones sobre la modalidad de implementación”.

Por el momento, no está confirmada una fecha para la comida de camaradería entre el Presidente y las Fuerzas Armadas, que tradicionalmente se celebra cerca de la fecha patria del 9 de Julio. Fuentes castrenses deslizaron que inicialmente estaba fijada entre el 20 y el 21 de julio, pero “por cuestiones de agenda del primer mandatario está demorada”.

Entre los militares preocupan las distorsiones salariales con las fuerzas de seguridad que se mantienen con los últimos aumento s. Mientras un coronel en actividad percibe desde este mes $218.805, el sueldo del comandante mayor de la Gendarmería –el grado equivalente- llega a $371.708, un 70% más. Los incrementos programados en cuatro tramos llevarán esos montos a $273.506 y $449.828, respectivamente, en marzo de 2023. Así lo refleja un informe dado a conocer por la Unión del Personal Militar Asociación Civil (Upmac), que recoge la inquietud de los oficiales y suboficiales en actividad y retirados.

La diferencia trepa hoy al 81% entre los haberes de un capitán del Ejército ($124.128) y un segundo comandante en las fuerzas de seguridad ($224.914). En marzo del año próximo cobrarán $155.160 y $272.623, respectivamente.

El sueldo de un subteniente, la jerarquía más baja entre los militares, asciende hoy a $90.145 ($112.681 en marzo de 2023), mientras que un alférez en las fuerzas de seguridad percibe $153.255 ($185.764 dentro de ocho meses).

Taiana había anunciado en mayo pasado, al encabezar la celebración del Día de la Armada en la Base Naval de Puerto Belgrano, que se harían esfuerzos para reducir la brecha salarial con las otras fuerzas. “Nuestras Fuerzas Armadas requieren de una recomposición salarial amplia y gradual que las ubique en el nivel que se merecen, es un esfuerzo grande al que se ha comprometido el Presidente de la Nación. Vamos a presentar un plan realizable para que los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas tengan una retribución adecuada a sus capacidades y demuestre que el país las necesita”, señaló.

El ministro Jorge Taiana, el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, y los generales Guillermo Olegario Pereda y Diego López Blanco, jefe y subjefe del Ejército
El ministro Jorge Taiana, el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, y los generales Guillermo Olegario Pereda y Diego López Blanco, jefe y subjefe del Ejército - Créditos: @Ministerio de Defensa

En las últimas horas, Taiana ratificó la decisión de avanzar en el despliegue territorial de las Fuerzas Armadas, al encabezar la colocación de la piedra fundamental del primer cuartel del Ejército que tendrá asiento, después de 25 años, en San Fernando del Valle de Catamarca, junto al gobernador Raúl Jalil y el jefe y subjefe del Ejército, generales Guillermo Olegario Pereda y Diego López Blanco.

Reunión con el Presidente

El lunes pasado, Alberto Fernández recibió a Taiana en la Casa Rosada para analizar los resultados de la reciente gira del ministro de Defensa por Francia y Alemania, donde realizó visitas y gestiones para mejorar las capacidades de la Armada con la posible adquisición de uno o más submarinos. La Argentina no cuenta con estas unidades después del hundimiento del ARA San Juan, en noviembre de 2017, con la lamentable pérdida de sus 44 tripulantes.

La inquietante tregua de Cristina Kirchner con los mercados

Además, el funcionario detalló las acciones tomadas “para erradicar las prácticas violentas que se suscitan dentro de los regimientos militares”, a raíz del fallecimiento del subteniente Matía Ezequiel Chirino y de las graves lesiones sufridas por el cabo Michael Natahel Verón, en un regimiento de Apóstoles, en Misiones.

“Venimos intensificando las campañas de concientización dentro del Ejército y hemos tomado una serie de medidas más rigurosas”, aseguró el ministro Taiana, al ratificar la política de “tolerancia cero” frente a los excesos de desobediencia y abuso de autoridad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.