Miles de religiosos y activistas contra el aborto marchan en Washington D.C.

Esta marcha es la primera desde que la Corte Suprema anuló el derecho federal a la interrupción del embarazo. Muchos allí abogaron incluso por la prohibición nacional del procedimiento. "Que el aborto sea impensable", manifestó uno de ellos.