Miles de refugiados rohinyás lanzan una masiva "campaña de regreso a casa"

·3  min de lectura

Dacca, 19 jun (EFE).- Miles de rohinyás en los campamentos de refugiados en Bangladesh lanzaron este domingo una masiva "campaña de regreso a casa", que busca presionar a la comunidad internacional para que acelere el proceso de repatriación con plenas garantías a la vecina Birmania (Myanmar) tras huir de una ola de violencia.

"No queremos continuar con la vida de refugiados, queremos volver a casa", dijo a Efe Mohammad Toha, uno de los organizadores de la campaña desde los campamentos masificados en Cox's Bazar, en el sureste de Bangladesh, donde viven casi un millón de rohinyás.

Entre los miles de rohinyás que se manifestaron se encontraban refugiados de todas las edades, desde niños a ancianos, que se congregaron en al menos 32 puntos de los campamentos, con hasta 10.000 participantes en algunas zonas.

El Gobierno de Birmania considera apatridas a los rohinyás, de etnia bengalí y fe musulmana, y a los que arrebató la ciudadanía a principios de la década de 1990, y les ha sometido durante años a un régimen de apartheid por considerarlos inmigrantes ilegales de Bangladesh, a pesar de que han vivido durante siglos en el estado de Arakan, en el oeste del país.

Además entre los que se manifestaron hoy se encontraban algunos de los 774.000 miembros de esta minoría que huyeron de Birmania tras el estallido de violencia perpetrado por el Ejército en agosto de 2017. La ONU calificó entonces estos ataques de limpieza étnica con indicios de genocidio, crímenes de lesa humanidad que investigan tribunales internacionales.

REGRESO A CASA

Hasta ahora, los dos intentos de las autoridades bangladesíes de repatriar a los rohinyás en coordinación con Birmania fracasaron ante las faltas de garantías.

"Queremos que el Gobierno de Myanmar nos otorgue nuestra ciudadanía, nos dé el estatus de nativos y garantice nuestra seguridad y protección. Si esto se garantiza, todos estaremos listos para volver a casa", afirmó Toha.

El activista explicó que lanzaron la campaña en la víspera del Día Internacional del Refugiado ante la falta de progresos en la repatriación o en la obtención de justicia por los crímenes.

Durante las manifestaciones se vio a refugiados portando pancartas con el lema: "Queremos justicia, queremos derechos, queremos volver a nuestra patria", según las imágenes compartidas por los organizadores de la campaña.

El director ejecutivo de la Asociación de Jóvenes Rohinyá, Khin Maung, explicó a Efe desde los campamentos que tomaron la decisión de lanzar la campaña de manera colectiva, sin ningún tipo de partidismo, porque están "listos para regresar" a su país.

"Hoy mostramos al mundo que estamos listos para regresar a nuestro país. Solicitamos a la ONU y a la comunidad global que nos apoyen", insistió Maung, que agregó que unos 5.000 rohinyás se unieron al programa en su área.

Esta es la primera gran movilización de los rohinyás en los campamentos de refugiados desde que en 2019 más de 100.000 participaron en una manifestación para reclamar justicia y el regreso seguro a Birmania.

Las autoridades bangladesíes habían prohibido desde entonces manifestaciones como aquella, que tuvo un gran impacto por las imágenes de una marea de refugiados cubriendo las colinas del campamento mientras participaban en la protesta.

"Este programa es para que regresen a casa. Nos informaron que sería un evento pacífico. Mientras haya paz, no tenemos ningún problema", dijo a Efe el comandante Naimul Haque, del Batallón de la Policía Armada en los campamentos rohinyá.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.