Miles protestan contra reforma a sistema judicial en Israel

ISRAEL-POLÍTICA (AP)
ISRAEL-POLÍTICA (AP)

Decenas de miles de israelíes se congregaron en el centro de Tel Aviv el sábado por la noche para protestar contra los planes del nuevo gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu de reformar el sistema jurídico y debilitar a la Corte Suprema, una medida que —según los críticos— destruirá el sistema democrático de controles y equilibrios del país.

La protesta representaba un desafío temprano a Netanyahu y su ultranacionalista ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben-Gvir, quien ordenó a la policía tomar medidas enérgicas si los manifestantes bloqueaban caminos o mostraban banderas palestinas.

Los medios de comunicación israelíes, citando a la policía, informaron que la multitud en la Plaza de Habima de Tel Aviv alcanzó unas 80.000 personas a las 9 de la noche, a pesar del clima fresco y lluvioso. Los manifestantes, muchos de ellos cubiertos por paraguas, portaban banderas israelíes y pancartas que decían “Gobierno criminal”, “El fin de la democracia” y otros lemas. No hubo noticias de disturbios por el momento.

Netanyahu, que está siendo juzgado por corrupción, ha hecho de la reforma del sistema judicial del país uno de los puntos centrales de su programa.

En el cargo desde hace poco más de dos semanas, su gobierno ha lanzado propuestas para debilitar a la Corte Suprema otorgando al Parlamento el poder de anular las decisiones judiciales con una votación por mayoría simple. También quiere dar al Parlamento el control sobre el nombramiento de los jueces y reducir la independencia de los asesores jurídicos.

El ministro de Justicia de Netanyahu afirma que los jueces no elegidos tienen demasiado poder, pero quienes se oponen a los planes dicen que los cambios propuestos socavarán la democracia israelí. Líderes de la oposición israelí, ex fiscales generales y el presidente de la Corte Suprema de Israel se han manifestado en contra del plan.

Los cambios legales podrían ayudar a Netanyahu, que está siendo juzgado por corrupción, a eludir la condena, o incluso hacer que su juicio desaparezca por completo. Desde que fue acusado en 2019, Netanyahu ha dicho que el sistema judicial es parcial en su contra.