Cientos de miles de mujeres inundan las calles de Chile en el 8M

Agencia EFE

Santiago de Chile, 8 mar (EFE).- Las calles de Chile, sobre todo de Santiago, fueron tomadas por cientos de miles de mujeres este domingo para luchar contra el machismo y el patriarcado con motivo del Día Internacional de la Mujer y con el impulso que dio en el país el colectivo feminista las Tesis y su repercusión internacional.

La manifestación superó todas las expectativas de convocatoria y durante horas grupos de mujeres se fueron sumando a una movilización que tuvo problemas para marchar debido a que la principal avenida de la capital chilena, donde estaba previsto realizar el recorrido, se copó de gente.

Pese a ello, con el paso de las horas la multitud avanzó despacio hasta cumplir con el itinerario, aunque ya con la cabeza de la manifestación en el lugar todavía seguían llegando más mujeres al punto de encuentro, ubicado a una distancia de 4 kilómetros.

Aunque Carabineros (policía chilena) cifró en 125.000 personas la multitud que asistió a la convocatoria en Santiago de Chile, Efe constató que la cantidad de gente que había en las calles era bastante superior a la del año pasado, cuando se contabilizaron unas 250.000 personas.

La gran marea morada y verde, colores que representan el 8M y el aborto libre, respectivamente, dominaron en las calles santiaguinas entre pancartas, gritos y representaciones artísticas.

LAS TESIS ESPOLEAN LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LA MUJER

La más repetida de estas performances fue "Un violador en tu camino", representación del colectivo feminista chileno Las Tesis que ha dado la vuelta al mundo clamando contra la violencia hacia las mujeres.

La gran magnitud de la concentración no permitió hacer de forma conjunta el característico baile que acompaña este himno feminista nacido en la costera urbe de Valparaíso, pero las mujeres, por grupos, representaron la coreografía en diferentes puntos de la marcha.

"Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía. El violador eres tú", dice el estribillo de la canción, que se ha reproducido en diversos idiomas a lo largo del mundo.

Laura Poblete, farmacéutica de 38 años, explicó a Efe que el éxito mundial del colectivo chileno ha servido a muchas mujeres a animarse a secundar la protesta de este domingo contra la violencia machista.

"Son un ejemplo inspirador. Dijeron e hicieron lo que muchas no se atrevieron y aquí estamos gracias a ellas", afirmó.

FIN DE LA VIOLENCIA E IGUALDAD DE DERECHOS

La mayoría de las mujeres que acudieron a la marcha compartían reivindicaciones similares, pero sobre todo, las más repetidas fueron acabar con la violencia que sufren y conseguir igualdad de derechos.

Paula Martínez, de 43 años, se unió, junto a su hija estudiante, a las miles de mujeres que se sumaron a la marea feminista en el centro de Santiago.

"Tengo una hija y en Chile se violan muchos derechos, laborales sobre todo. La mujer tiene tremendamente menos calidad de vida que los hombres en comparación con un mismo estándar de trabajo, la mitad de sueldo y doble labor. Esa es mi lucha", dijo a Efe.

Mientras que su hija consideró que Chile "ha sido bastante injusto con el rol de la mujer".

"Tenemos que andar con miedo en la calle. No puedo andar así vestida porque tengo miedo de que un día no llegue a mi casa. Violan a las mujeres y no son capaces de meter presos a los violadores y los liberan", agregó.

En el mismo sentido se expresó Yasna Jara, profesora de 43 años, quien destacó que los feminicidios en el país "han sido el pan de cada día".

"Los dichos que muchos políticos hacen, que casi que es culpa de las mujeres ser violadas y violentadas. Mi hija no puede salir a la calle con un short porque se siente acosada. El acoso y la falta de respeto hacia las mujeres, ya es suficiente. Queremos luchar contra eso para que nunca más ninguna se sienta acosada ni pasada a llevar", explicó a Efe.

EXIGENCIA POR MAYOR PROTECCIÓN

En lo que va de 2020 se han registrado en Chile cinco feminicidios, mientras que 2019 cerró con un total de 46 crímenes, según cifras oficiales.

Cifras que hasta el momento no reflejaban la realidad completa de esta problemática de violencia hacia las mujeres en Chile, ya que apenas estaban considerados algunos supuestos como feminicidios.

La promulgación esta semana de la conocida como "Ley Gabriela" ha cambiado el panorama legal.

La nueva normativa amplía el marco legal del feminicidio a todos los crímenes por motivos de género y no solo cuando el autor vivía o estaba casado con la víctima, como ocurría hasta ahora.

Sin embargo, para Gilda Flores, educadora de párvulos de 68 años, las cosas siguen sin avanzar como debieran para las mujeres en Chile.

"Lo que más nos duele es que nuevamente tengamos que estar en la calle después de una dictadura tan brutal como la que tuvimos desde 1973. Hoy nos encontramos en la misma situación en la que un gobierno de derechas nos tiene hechas tiras, en el sentido de que no hemos conseguido nada a pesar de estar cinco meses en la calle", indicó a Efe.

"Estoy acá pensando en las nuevas generaciones. No quiero que vivan lo que hemos vivido nosotras como mujeres", agregó.

EL 8M UNE EN CHILE UNA CAUSA COMÚN

Entre esas nuevas generaciones, que fueron las más numerosas en las marchas de Chile se encontraba la estudiante Valentina Sandoval, de 19 años, quien con su cara cubierta con una capucha, al igual que las amigas a las que acompaña, apeló a luchar contra la violencia que sufren.

"En Chile y en el mundo hay mucho machismo y acoso en las calles y otros lugares. Todas lo vivimos y siempre son los mismos problemas y es demasiado frustrante y da rabia. Ha habido muertes, basta de violaciones, de acoso en las calles, de que nos toquen", dijo.

(c) Agencia EFE