Miles de migrantes buscan llegar a costas italianas en medio de la tensa situación política

·5  min de lectura
© SOSMedIntl

En horas de la noche de este sábado y durante este domingo llegaron a las costas italianas cientos de migrantes procedentes en su mayoría de países africanos y medio oriente. Las autoridades informaron que encontraron cinco personas fallecidas en un barco pesquero a la deriva. Todo esto en medio de la campaña electoral de las elecciones anticipadas que según los expertos podrían llevar al poder a la extrema derecha.

Este domingo la organización no gubernamental SOS Mediterranée informó que realizó tres operaciones de rescate, en principio encontraron “un bote inflable superpoblado en peligro, en aguas internacionales frente a Libia” en él iban 87 personas, de las cuales 57 eran menores de edad que venían sin padres o algún tipo de representante.

En la segunda acción de la ONG, encontraron a 108 personas, en este caso la mayoría eran mujeres y niños que se encontraban en otro bote inflable en condiciones de hacinamiento y ninguno de ellos contaba con chalecos salvavidas.

“Los sobrevivientes están exhaustos después de pasar horas en el mar bajo el sol, 195 sobrevivientes están ahora en nuestro barco”, manifestó SOS Mediterranée.

Más tarde publicaron información de un tercer rescate en donde expresaron haber evacuado del mar a 73 personas y un bebé de un año a 37 millas náuticas de las costas libias, subiendo la cifra de sobrevivientes a 268 y más de 100 menores solos.

Por otro lado, la organización alemana Sea Wath, que viene trabajando desde hace dos días en el Mediterráneo se mantenía en el mar con 439 personas rescatadas.

Más temprano la organización denunciaba que la Unión Europea “preferiría ver muertas o devueltas ilegalmente a Libia a estas personas. Las muertes y las violaciones de los derechos humanos se aceptan como medidas para sellar la fortaleza europea. Derribemos esos muros, en el mediterráneo y en todas partes”, publicó Sea Watch en su cuenta de Twitter.

Rescates del sábado

Este sábado, 674 migrantes con vida y cinco fallecidos a bordo de un barco pesquero fueron encontrados por un buque mercante, la guardia costera y la policía de Italia, a 124 millas de la costa de Calabria, la bota de Italia.

Los cuerpos sin vida fueron trasladados a la morgue del hospital de la ciudad siciliana de Messina, mientras que los sobrevivientes fueron llevados a las ciudades portuarias de Sicilia y Calabria la mañana de este domingo.

Previo a esta operación, las autoridades rescataron del agua a varios migrantes y a otros que se encontraban en embarcaciones en condiciones precarias. En una de estas labores de rescate incluso necesitaron el apoyo de un helicóptero perteneciente a la base aérea de Catania, para trasladar y realizar una evacuación médica a una mujer.

Desde este sábado desembarcaron en la isla de Lampedusa al sur de Italia unos 522 migrantes, mayormente afganos, somalíes, pakistaníes, sudaneses, etíopes, nigerianos, senegaleses y eritreos, abarrotando el centro de refugio que ya venía atravesando una difícil situación pues su capacidad de acogida es para 300 personas y actualmente alberga a más de 1.200.

La semana pasada el número de personas que se encontraban en el centro superaban las 2.000, por lo que las autoridades decidieron enviar un barco de la Marina italiana para trasladar a otras ciudades a cerca de 600 migrantes.

El centro de acogida enfrenta dificultades por la falta de apoyo gubernamental, según rescatistas se encuentra en estado de abandono con grandes cantidades de basura acumulada y hacinamiento de personas.

Se esperan más de 150.000 personas

La proximidad de la isla al continente africano la convierte en el destino más accesible para el arribo de barcazas con migrantes quienes muchas veces llegan directamente a las playas y en otras ocasiones son interceptados por la Guardia costera.

Durante el verano, la llegada de personas aumenta por las condiciones climáticas, según el Ministerio del Interior de Italia entre el 1 de enero y el 22 de julio de este año, más de 34.000 migrantes llegaron a Italia cruzando el mar, un aumento de más de 8.500 personas en comparación con el mismo periodo del año en 2021, mientras que en 2020 la cifra rondaba las 11.000 personas.

"El Mediterráneo se está convirtiendo en el mayor cementerio de los desesperados", publicó en un comunicado el presidente de la región de Sicilia, Nello Musumeci.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, la ruta del Mediterráneo central es la más peligrosa del mundo, sus investigaciones refieren que en lo que va del año, aproximadamente 990 personas han fallecido o desaparecido intentando atravesarla.

Las autoridades esperan que para este 2022 lleguen a través de las principales rutas hacia Europa más de 150.000 migrantes producto de las dificultades económicas y alimenticias, provocadas por el conflicto entre Ucrania y Rusia.

Complejo escenario político

Algunos políticos han aprovechado la situación migratoria para hacer campaña, uno de ellos es el líder de la Liga de ultraderecha Matteo Salvini, quien ya fue ministro del Interior en 2018, momento en el que mostró una dura postura contra los migrantes.

El exministro en varias oportunidades impidió durante semanas el desembarco de migrantes, manteniéndolos en el mar, acciones que lo llevaron a ser denunciado por organizaciones de derechos humanos, su postura parece no haber cambiado.

"El 25 de septiembre, los italianos podrán por fin elegir el cambio: volverán la seguridad, el valor y el control de las fronteras", afirmó Salvini.

Las elecciones anticipadas en Italia se celebrarán a finales de septiembre, luego que el primer ministro Mario Draghi renunciara la semana pasada tras la disolución de la coalición gobernante que rechazó la moción de confianza presentada por el 'premier', que generó que el presidente, Sergio Mattarella, anunciara la disolución del Parlamento y convocara a los comicios.

Con Reuters, AP, EFE y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.