Miles intentan entrar a EU tras anuncio de Trump

NOGALES, Son., marzo 20 (EL UNIVERSAL).- La movilización de México hacia Estados Unidos inició a mediodía, luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara el cierre parcial de la frontera para viajes no esenciales, a fin de controlar la pandemia Covid-19.

Una kilométrica fila de autos y una gran cantidad de personas buscan internarse a Estados Unidos por la garita Dennis de Concini, ya que ambos países acordaron medidas de prevención y contención del virus donde se incluyen restricciones de entrada y salida a partir de las 00:01 horas del sábado 21 de marzo.

Mexicanos y ciudadanos norteamericanos buscan cruzar la frontera, tras unos días de calma en la línea fronteriza, cuando el gobierno de Arizona y después de Estados Unidos se declaró en emergencia por coronavirus.

En esta frontera de Nogales, Sonora con Nogales, Arizona, solo los divide un muro, todo es común: las familias, los trabajos, las escuelas y los negocios.

El anuncio del cierre de la frontera ha ocasionado un inusual cruce por la garita peatonal, por lo que las autoridades de migración, han dispuesto pasar en grupos de diez personas, donde se les somete a una revisión más exhaustiva.

Algunas de las personas que tienen residencia en Estados Unidos y viven del lado mexicano, regresan con incertidumbre sobre la situación que prevalece en estos momentos, pues no saben cuándo volverán a estar con sus familias.

El cierre temporal de la frontera sur de Estados Unidos para viajes no esenciales como turismo y compra quedó pactado entre los gobiernos de México y Estados Unidos, para aplicarse durante los próximos 30 días, pasado este periodo las autoridades de ambos países revisarán su retiran la restricción o permiten el libre paso de acuerdo a el nivel en que se encuentre la pandemia de coronavirus.

Se devolverá de inmediato a México y Canadá a todos los individuos indocumentados que llegan a la frontera o la crucen de manera irregular, estableció el gobierno estadounidense.

Quedaron canceladas las citas para los miles de migrantes que esperaban una entrevista para solicitar asilo humanitario y político; desde hace varios meses se encuentran en Nogales, Sonora.

En esta condición, cientos de migrantes de diversas nacionalidades que fueron deportados por el gobierno estadounidense desde el 2 de enero por el Protocolo de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), que tenían cita a finales de marzo en una corte de Texas, también se quedaron en esta frontera.

Migrantes niños, adultos mayores y de todas las edades se encuentran en Nogales, Sonora sin control médico, y la mayoría sin trabajo.

Esto sucede mientras miles de personas tratan de cruzar la frontera, prácticamente en estampida, como respuesta al anuncio del presidente Donald Trump, en el sentido de que después de medianoche de este viernes 20 de marzo, sólo podrán cruzar a ambos lados de la frontera los viajeros con fines médicos, o asistencia educativa.

El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una nueva alerta de viaje a sus ciudadanos para que no vayan al extranjero bajo ninguna circunstancia y a regresar a sus hogares para frenar posibles contagios del nuevo coronavirus que ha matado a nivel mundial a más de 10 mil 500 personas. En estados Unidos han muerto 210 personas y al momento hay más de 16 mil personas contagiadas.

En esta frontera, las personas tienen motivos diferentes para ingresar a Estados Unidos: familia, trabajo, escuela, atención médica, entre otros.