Miles homenajean a familia musulmana muerta en ataque en Canadá

·3  min de lectura

Miles de personas se reunieron el martes en la ciudad canadiense de London, Ontario, en una vigilia en homenaje a los cuatro miembros de una familia musulmana asesinados por un conductor, en un acto calificado por el primer ministro Justin Trudeau de "ataque terrorista".

Miles de personas, de todos los orígenes y religiones, se reunieron en el exterior de la principal mezquita de London, donde el ataque provocó dolor y cólera en el seno de la comunidad musulmana y gran solidaridad de parte del resto de la población.

Representantes de la comunidad musulmana hicieron un llamado a actuar contra el "odio" y la "islamofobia", en un mensaje del que se hicieron eco los jefes de los cinco partidos políticos representados en la Cámara de los Comunes de Ottawa, todos presentes en la ceremonia.

"No están solos, todos los canadienses están de luto con ustedes y les respaldan esta noche", dijo Trudeau, quien dejó flores a la entrada de la mezquita.

Más temprano, durante un discurso en la Cámara de los Comunes, Trudeau aseguró que "esta matanza no fue un accidente. Fue un ataque terrorista, motivado por el odio, en el corazón de una de nuestras comunidades".

El autor del ataque, detenido poco después, fue acusado de cuatro cargos de homicidio con premeditación. El atentado se cobró la vida de tres generaciones de una familia: una abuela de 74 años, una pareja de 46 y 44 años y su hija de 15.

Un niño de nueve años de la misma familia fue también hospitalizado en estado grave tras la embestida, ocurrida la noche del domingo en London, 200 km al suroeste de Toronto. Pero su vida no corría peligro, según las autoridades.

"Esperamos que el niño pueda recuperarse de sus heridas rápidamente. Aunque sabemos que vivirá mucho tiempo con la tristeza, la incomprensión y la ira causadas por este ataque cobarde e islamófobo", añadió el jefe del gobierno canadiense.

El drama reavivó el doloroso recuerdo de un tiroteo masivo en una mezquita de Quebec en 2017 y una embestida con un auto en Toronto que mató a 10 personas en 2018.

"Fueron señalados por su fe musulmana", dijo Trudeau al recordar esos ataques. "Eso sucede aquí, en Canadá, y debe acabar", añadió, prometiendo reforzar la lucha contra los grupos extremistas.

Los principales líderes de los partidos condenaron el atentado y los actos de "islamofobia" que han aumentado en los últimos años en este país, conocido por su tolerancia.

- Conmoción -

Entre ellos, el líder del partido de la oposición Nuevo Partido Democrático (NDP), Jagmeet Singh, fue el más contundente.

"La realidad es que nuestra Canadá es un lugar de racismo, de violencia, de genocidio contra los pueblos indígenas", dijo Jagmeet, que es sij.

"Es un lugar donde los musulmanes no están seguros", añadió, muy emocionado.

La policía de London dijo el lunes que el sospechoso, Nathaniel Veltman, de 20 años, condujo deliberadamente su camioneta contra la familia musulmana en un "acto premeditado y planificado motivado por el odio".

En el cruce donde la familia fue atropellada el domingo por la noche, muchos transeúntes han depositado flores y juguetes de peluche desde el lunes.

El tiroteo masivo en una mezquita de la ciudad de Quebec en enero de 2017 es considerado uno de los peores ataques de este tipo en un país occidental antes del ocurrido en Christchurch (Nueva Zelanda) en 2019.

Un supremacista canadiense, Alexandre Bissonnette, que entonces tenía 27 años, abrió fuego contra los fieles reunidos en la mezquita de Quebec, matando a seis personas e hiriendo gravemente a otras cinco. El tirador fue condenado a cadena perpetua.

bur-bfm/jm/mps/rsr/dga/lda/erl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.