Miles de haitianos permanecen atrapados en el Caribe colombiano en medio de aumento de la migración

·2  min de lectura
Imagen de archivo de agentes de inmigración hablando con un grupo de migrantes haitianos que buscan resolver su situación legal para evitar la deportación y continuar viaje hacia Panamá y Estados Unidos, en Cali

BOGOTÁ, 29 jul (Reuters) - Unos 9.000 emigrantes, la mayoría haitianos que buscan llegar a Estados Unidos a través de Panamá y Centroamérica, están varados en un pequeño pueblo del Caribe de Colombia, provocando la mayor crisis migratoria en esa región del país sudamericano en la historia reciente, informó el Gobierno.

Los emigrantes, entre los que también hay africanos, permanecen en las playas de Necoclí, un municipio del departamento de Antioquia sobre el Mar Caribe, desde donde pretenden cruzar a Panamá en una travesía irregular y peligrosa, para luego avanzar por Centroamérica y México hasta Estados Unidos y Canadá.

"En este momento hay aproximadamente 9.000 migrantes haitianos", explicó el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, en una conferencia de prensa el miércoles en la noche en la que aseguró que los emigrantes ingresaron a Colombia a través de las fronteras con Ecuador y Perú.

"Es una migración irregular, que ha ingresado por trochas y pasos irregulares", agregó.

El funcionario reveló que en lo que va del año más de 25.000 emigrantes, incluyendo venezolanos, han pasado de Colombia hacia Panamá, con la intención de llegar a Norte América en busca de mejores condiciones de vida.

"Este es un fenómeno recurrente e histórico. Colombia no es la causa ni el destino de esta migración", sostuvo Espinosa, quien reconoció que la reapertura de las fronteras internacionales provocó un aumento en el número de emigrantes que pasan por la región.

Aunque por la zona limítrofe de Colombia y Panamá pasan unos 30.000 emigrantes anualmente, durante 2020 solo 4.000 transitaron por la región debido al impacto de las medidas implementadas por los países para controlar la propagación de la pandemia de coronavirus.

Las autoridades colombianas que les suministran asistencia humanitaria analizan las medidas a adoptar con los migrantes en coordinación con otros países de la región como Panamá.

Colombia, país de 50 millones de habitantes, reabrió sus fronteras terrestres y fluviales con Brasil, Ecuador, Perú y Panamá desde mayo, después de un cierre de 14 meses como medida para prevenir la expansión de la pandemia de COVID-19. La frontera con Venezuela se reabrió a comienzos de junio.

En 2020 Colombia deportó a más de 3.800 emigrantes irregulares, incluidos más de 3.000 haitianos, según estadísticas de la autoridad migratoria.

Además de haitianos, frecuentemente son detenidos en Colombia emigrantes cubanos y de países de África y Asia que buscan llegar a Estados Unidos con el apoyo de redes dedicadas al tráfico de personas, denominados "coyotes".

Los naufragios y el abandono de migrantes en embarcaciones en altamar son frecuentes en el Mar Caribe, en la frontera entre Colombia y Panamá.

Migración Colombia, con el apoyo de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, ha capturado a cientos de traficantes de personas y desarticulado redes de tráfico de emigrantes.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Nelson Bocanegra)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.