Miles de alumnos retornan a las aulas en Chicago tras el acuerdo con maestros

·3  min de lectura

Washington, 12 ene (EFE).- Más de 340.000 alumnos de las escuelas públicas de Chicago pueden retornar este miércoles a las aulas tras cuatro días sin clases después de que el sindicato de maestros acordase con las autoridades locales un plan que, aseguraron, les protegerá mejor ante posibles contagios de la covid-19.

El Sindicato de Maestros de Chicago (CTU), que representa a unos 22.000 docentes llegó el lunes de noche a un acuerdo con la alcaldesa, Lori Lightfoot, quien sostuvo que su administración ha tomado las medidas de sanidad necesarias para proteger la salud de empleados, maestros y alumnos.

Precisamente la alcaldesa, que estaba en desacuerdo con el sindicato de maestros por el aprendizaje a distancia en las escuelas por el miedo a los contagios, informó este martes de que había dado positivo por la covid-19.

El Distrito Escolar de Chicago es el tercero más grande de Estados Unidos y comprende 476 escuelas primarias y 62 escuelas secundarias que en este año lectivo tienen matriculados a 340.658 alumnos.

Los latinos suman el 46,7 % de ese contingente de alumnos y los negros son el 35,8 %, según datos del Distrito. El 63,8 % de esos estudiantes procede de hogares con bajos ingresos y para el 18,6 % el inglés es su segundo idioma.

La suspensión de clases en persona golpea más duro a estas familias trabajadoras, que no tienen recursos para pagar por el cuidado de sus niños, al tiempo que estos quedan privados de los desayunos y almuerzos provistos en las escuelas.

La semana pasada el 73 % de los miembros de CTU había votado por reanudar las clases tras la pausa invernal sólo con enseñanza a distancia, hasta al menos el 18 de enero.

"No podemos, jamás, olvidar el impacto en las vidas de nuestros niños y familias", dijo Lightfoot en una conferencia de prensa. "Ellos han de estar siempre en primera línea y en el centro. Toda decisión debe hacerse teniéndolos como prioridad".

Por su parte el presidente de CTU, Jesse Sharkey dijo que "el acuerdo logrado no tiene todo, no es un acuerdo perfecto, pero sí por seguro es algo de lo que podemos preciarnos, en parte porque fue tan difícil conseguirlo".

El acuerdo, que todavía debe ser ratificado este miércoles en votación de todos los miembros del gremio, estipula las condiciones por las cuales cada escuela podrá retornar a la enseñanza a distancia determinadas por la tasa de ausencias de personal y de estudiantes en cuarentena o aislamiento.

Asimismo las escuelas, de forma individual, podrán decidir si durante un período de alto contagio de la covid-19 ha de aplicarse un umbral más bajo para recurrir a la enseñanza a distancia. Ésta es una estipulación que el CTU había reclamado por meses.

En lo que concierne a las pruebas para la detección del coronavirus el nuevo acuerdo estipula que el 10 % de los estudiantes será elegido al azar y sometido a la prueba.

Lightfoot se opuso enérgicamente al pedido del sindicato por un sistema en el cual los alumnos son matriculados automáticamente y sus padres y madres puedan optar para eximirlos de la prueba.

Según la administración de las escuelas públicas de Chicago, en todo el distrito hay unos 7.700 alumnos y casi 2.300 adultos en cuarentena debido a que han estado en contacto con una persona infectada por el coronavirus.

Estados Unidos vive una ola de contagios por la incidencia de la variante ómnicron, con más de 1,4 millones de nuevos casos en las últimas horas, según datos oficiales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.