Cómo se dice “milanesa” en inglés, italiano, japonés y otros idiomas

·3  min de lectura
El Día de la Milanesa se festeja en todo el mundo; ¿cómo se titula este plato en cada país?
DIEGO SPIVACOW

Cada 3 de mayo se conmemora en el país el Día Nacional de la Milanesa, una fecha que nació en las redes sociales con el objetivo de celebrar uno de los platos más populares de los argentinos. Se trata de un manjar gastronómico conocido por su adaptabilidad, por lo que entre sus muchas versiones se puede comer a la napolitana, con huevo frito, con jamón o con limón, y acompañada de puré, ensaladas o papas fritas.

Si bien en la actualidad hay discusiones con respecto a su origen, esta icónica pieza de cocina es reconocida a lo largo de todo el mundo y, en cada lugar donde se asienta, vuelca algo de la identidad local.

A pesar de que en muchos de esos países no existe una traducción exacta, estas son las formas con las que comúnmente se refieren a la milanesa y algunas de las características que suelen primar al prepararlas:

Se viene un nuevo eclipse, ¿cuándo ocurrirá y cómo verlo desde la Argentina?

En inglés americano

Forma correcta: “breaded-beef steak”. En Estados Unidos, esta comida es muy similar a la argentina y se utiliza habitualmente en sándwiches, tacos y quesadillas. Sin embargo, hay una diferencia y es que los norteamericanos suelen empanarla con harina, además del pan rallado.

El aspecto de la milanesa en Estados Unidos
AllRecipes


El aspecto de la milanesa en Estados Unidos (AllRecipes/)

En italiano

Forma correcta: “impanato”. En Italia, utilizan el trozo de carne que se conoce como bife ancho. En cuanto a las diferencias con la milanesa de la Argentina, allí también la rebozan con huevo y pan rallado, pero con la particularidad de que posteriormente la fríen en manteca clarificada. No acostumbran colocarle otros ingredientes por encima.

Escalope
Mini


Escalope (Mini/)

En japonés

Forma correcta: “pan’yaki”. Si bien lleva ese nombre, el plato con el que elaboran esta mítica receta se conoce como “tonkatsu”. Se trata de una chuleta de cerdo empanada con harina, huevos batidos, sal, pimienta y panko, que es una preparación similar al pan rallado. En cuanto a preparación, generalmente la fríen en aceite.

En alemán

Forma correcta: “paniert”. En Alemania, se la conoce como Wiener Schnitzel y se sirve popularmente con una ensalada de papas y rodajas de limón. En cuanto a su aderezo, allí crean una popular vinagreta que la colocan por sobre toda la carne.

En Alemania, a la milanea se la conoce como Schnitzel y suele servirse con rodajes de limón
Shutter Stock


En Alemania, a la milanea se la conoce como Schnitzel y suele servirse con rodajes de limón (Shutter Stock/)

En francés

Forma correcta: “pané”. Se lo conoce como “escalope à la milanaise” y utilizan principalmente carne de ternera. Allí se la cocina con mantequilla y suele acompañarse con ensalada, papas fritas y vegetales, tales como berenjenas asadas.

“escalope à la milanaise”
Hogar


“escalope à la milanaise” (Hogar/)

Origen

El debate sobre el origen de la milanesa data desde hace tiempo. Si bien es uno de los platos más emblemáticos de la gastronomía argentina, no fue en nuestro país donde nació.

En un comienzo, se dijo que fue creada en Viena, donde proviene el schnitzel o escalope vienés, una innovación que realizó Josef Radetzky, mariscal de campo que vivió en Italia entre 1831 y 1857. Sin embargo, al tiempo se afirmó que la receta original proviene de Milán y que se creó a partir del famoso plato “costoletta allá milanese”. No obstante, otros países también afirman ser sus creadores. Por ejemplo, los alemanes aseguran que ellos acuñaron la idea de empanizar la carne a principios del siglo XX.

Bono de $18.000: hasta cuándo hay tiempo para anotarse al nuevo IFE

Lo que sí podemos adjudicarle a la Argentina es la elevación de ese plato. Fue José Nápoli, dueño de un bodegón frente al Luna Park, en la Avenida Corrientes, el que un día decidió usar jamón, queso y salsa de tomate para disimular que se le habían pasado de cocción unas milanesas, y creó así una de las mejores versiones.

Aquel invento terminó siendo un éxito y, en aquel entonces, fue catalogado como “milanesas a lo Nápoli”, que pronto mutaron para convertirse en las famosas milanesas napolitanas que no tardaron en enamorar a los clientes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.