"El milagro de la vida" ante un año de Covid-19

·4  min de lectura

Juan Carlos Cortés

CIUDAD DE MÉXICO, enero 4 (EL UNIVERSAL).- E s el primer domingo del año y miles de personas acudieron a la Basílica de Guadalupe para agradecer a la Virgen por el inicio de 2021 o, en algunos casos, por la recuperación de familiares con Covid-19.

Es una mañana soleada la que recibe a los devotos en el templo Mariano. Aquí todas las puertas del recinto religioso están cerradas y tampoco hay misas presenciales debido a la contingencia sanitaria por el coronavirus que ha puesto a la alcaldía Gustavo A. Madero en semáforo rojo. Así que los visitantes sólo pueden acceder al atrio y pasar por debajo de la imagen de la virgen.

Aún con ello, miles de personas acudieron a ofrendar y agradecer a la Virgen de Guadalupe por un año más. Algunos también agradecen por la vida de algún familiar que el Covid-19 comprometió, como el señor Andrés y la señora Lupe, quienes vienen a darle gracias a la Guadalupana por "el milagro de vida" que les dio, pues la vida de su hijo Osmar, de 31 años, dependió de una respirador por dos meses debido a complicaciones respiratorias.

"Nosotros venimos a agradecerle a la Virgen 'el milagro de vida' que nos dio. Pues mi hijo sobrevivió al Covid-19. Estuvo intubado dos meses y logró recuperarse. Además de que mi esposo también tuvo Covid-19 y ya están sanos", explica la señora Lupe.

Para esta familia, el inicio de año es complejo, puesto que algunos de sus familiares siguen en el hospital por complicaciones del Covid-19, así que también aprovecharon para pedir por la salud de ellos y de los mexicanos contagiados por el virus.

En la explanada no hay misas este día, pero sí fieles que a pie o hincados se postran ante el atrio para agradecer a la Virgen un año más de vida. Otros más acuden solos, pero la mayoría viene en familia, como Claudia y Rosa, quienes traen a la señora Juana, de 92 años, madre de ambas, para agradecer un año más de salud y vida, además de pedir por el bienestar de su progenitora.

"Nosotros venimos cada año a agradecerle a la Guadalupana el tener salud y porque nuestra madre tenga otro año más de vida. Regularmente acudimos cada 1 de enero, pero en esta ocasión decidimos hacerlo el día de hoy", comenta Claudia.

Igual que ellos, el señor Inocencio acude cada 1 de enero a darle gracias a la Virgen de Guadalupe; sin embargo, decidió hacerlo este día para evitar las aglomeraciones acostumbradas cada inicio de año.

"Yo llevo viniendo desde hace como 20 años todos los días 1 de enero, antes venía con mi esposa, pero ya falleció; sin embargo, sigo viniendo. En esta ocasión lo hice este día para evitar a toda la gente que acude en esa fecha. Tenía que venir porque cómo uno no se siente bien de no venir a agradecerle a la Virgen de un año más de vida. Par amí era necesario", explica el señor Inocencio.

Quienes también acudieron este día fueron la señora Adela, de 79 años, quien junto a su hijo, el señor José Luis y su esposa Sheila, llegaron para agradecerle a la Virgen de Guadalupe.

"Venimos a darle las gracias a la Virgencita por el pan, la sal y la vida, por eso venimos, además de agradecerle un año más de salud. Ya que ha sido un año muy difícil por lo de la pandemia, aunque mi hijo no cree, yo le pido porque todos tengamos salud", explica la señora Adela.

Escepticismo. Por su parte, su hijo José Luis, menciona que ellos vienen muy seguido, no necesariamente los días 1 de enero, lo hacen por la fe que le tienen a la Virgen y por la cercanía, ya que viven en la colonia Martín Carrera.

A pregunta expresa de si no tienen miedo a algún contagio al asistir a la Basílica, el señor José se muestra escéptico, aunque no niega la existencia del virus, si cuestiona los datos y estrategia del gobierno federal.

"Yo no creo todo lo que dicen, como los datos de los difuntos o la gente contagiada, si así fuera no hubiera gente en las calles o aquí mismo. La vedad que nadie en mi familia se ha muerto o le ha pasado algo mayor por el coronavirus, así que yo no creo lo que dicen, además, si así fuera, haría algo el gobierno para de verdad tener sana distancia, pero ya vez como está el Metro a diario. ¿A poco ahí se puede guardar la distancia? Por eso yo no creo", reitera José Luis.

Sin embargo, con o sin la creencia de los datos gubernamentales, la pandemia no detuvo a las más de 14 mil personas que ayer domingo visitaron a la Guadalupana que aunque sebían que los templos están cerrados no dejaron de asistir.

Así va cayendo la tarde en la Basílica, donde miles de personas buscan con su visita ofrendar y agradecer a la Virgen de Guadalupe por un año más de vida, tener salud y conservar a sus familiares que han sufrido los estragos del Covid-19.