Milagro Sala pidió que Cristina Kirchner sea candidata y criticó a Alberto Fernández: “Me dio el beso de Judas”

Alberto Fernández visitó a Milagro Sala en la clínica donde se encuentra internada
Alberto Fernández visitó a Milagro Sala en la clínica donde se encuentra internada - Créditos: @Presidencia

Tras la respuesta negativa del presidente Alberto Fernández a los pedidos de indulto para Milagro Sala, quien deberá así cumplir una condena de 13 años de prisión, la dirigente social apuntó hoy que siente “decepcionada” por él, que “la verseó” y que el beso en la frente que le dio la última vez que la visitó, fue “como el beso de Judas”.

Además, en declaraciones radiales, Sala le dio un mensaje a Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner: “A Alberto le digo que el pueblo argentino lo ha elegido a él como el presidente de la Nación, no a la embajada de Estados Unidos y que quiero el indulto para mí y todos mis compañeros. A Cristina le pido que sea candidata a presidenta porque el pueblo la necesita”.

Desde su casa en Jujuy, donde se encuentra con prisión domiciliaria por un problema de salud que aqueja una de sus piernas, en una entrevista con la AM 750, Sala dijo que siente muchos dolores, que la acusan de “hacerse la enferma” para no ir a la Justicia pero aseguró: “Yo sí quiero rendir cuentas y que se haga justicia de verdad”.

La Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena en su contra a 13 años de prisión por asociación ilícita, en el caso Pibes Villeros. No obstante, esa misma decisión del máximo tribunal nacional activó el proceso de elevación a juicio oral de la denominada “megacausa”, un expediente en el que se investiga un fraude en la construcción de viviendas y que tiene entre los acusados al exgobernador Eduardo Fellner.

El caso conocido como “megacausa” involucra a Sala, Fellner, intendentes y otros funcionarios jujeños. Se investiga un presunto fraude en la construcción de viviendas.

“Tengo un nudo en la garganta siento que todo se ha detenido desde ese 16 de enero cuando me detuvieron. Jamás pensé que iba a estar tanto tiempo presa”, dijo acerca de los siete años en los que lleva privada de su libertad.

Al respecto, dijo que en Jujuy habrá una movilización por el aniversario de su detención y por los siete años que se cumplen del gobierno de Gerardo Morales, a quien apunta como el creador de las causas en su contra. Al respecto, dijo también que se creó una suerte de “laboratorio” en Jujuy por el que comenzaron a detener a dirigentes de las organizaciones sociales.

“Nos quisieron poner como ejemplo para que ningún compañero de las organizaciones sociales levante la cabeza. Jujuy fue un laboratorio porque después se extendieron las detenciones a los compañeros de Mendoza, comenzaron las causas contra Cristina, [Amado] Bodou fue preso, Julio De Vido también fue preso. En total habremos sido unos 25 compañeros detenidos. Hoy en Jujuy hay muchos sindicatos que movilizan y muchos autoconvocados de la educación y la administración pública”, explicó y advirtió que en un gran porcentaje, muchos tienen “causas armadas”.

“El 85% de los dirigentes de las organizaciones sociales tiene causas por salir a pedir plata o un pedazo de pan para los comedores. Morales no se quedó tranquilo conmigo, siguió apretando a los demás dirigentes”, aseguró.

Tras la condena firme de la Corte Suprema, un amplio grupo de organizaciones y funcionarios kirchneristas le volvió a reclamar al Presidente la liberación de la líder de la Túpac Amaru.

“Gerardo Morales defendió a la Corte Suprema y habla de independencia y acá pone y saca jueces. Eso es indignante. Tratan de destruirnos psicológicamente, pero no va poder destruirme a mí”, dijo.

Por otra parte, habló sobre su condena y dijo que se siente sola y abandonada por el Frente de Todos (FdT).

Espero el indulto porque sueño con ir a la Corte Interamericana para rendir cuentas, antes no quería el indulto porque creía que la Corte Suprema iba a analizar el expediente de punta a punta, no nos dejaron poner los 120 testigos, solo 9, y cuando fueron esos 9 los carpetearon y les decían a qué escuela iban los hijos. Fui ingenua creyendo eso”, explicó.

“Uno cuando se mete en política le puede ir bien o mal, hay que atenerse a las consecuencias, hoy me está yendo mal, me siento sola porque se han olvidado de uno, antes de que asumiera Alberto [Fernández], todos se sacaban fotos con los presos políticos. Hoy vos ves que nos están esquivando”, dijo.

Ante la pregunta de si siente que el Presidente la esquiva, dijo: “Sí. En algún momento se sintió que ya no creen en uno, que uno quiere rendir cuentas de lo que te acusan, pero te hacen sentir culpable. Mientras en Jujuy ahora hay muchos militantes apoyándonos a los presos políticos, en Buenos Aires se ve diferente, no es así”.

“El FdT a nivel nacional nos dejó de lado. Tienen miedo a decir ´acompañamos a los presos políticos y pedimos la libertad”.

Ante la pregunta de si hay una línea directa de los 7 años de cárcel y “la proscripción a Cristina”, tras ser condenada a no ejercer cargos públicos por el delito de corrupción en la causa Vialidad, dijo: “Sí, el laboratorio empezó en Jujuy, pasó después a Brasil, Perú. Pero el pueblo se le para a la derecha. Y se proscribe a Cristina porque es la única del FdT que reclama por los que menos tienen”.

“Yo quiero que Cristina sea presidenta porque es la única puede defendernos a todos nosotros, siempre decimos que si Néstor estuviera vivo no habría presos políticos en el país”, dijo.

“Cuando Alberto dice que no va a firmar el indulto, que lo tienen que firmar Morales, nos está ninguneando. Morales no va a dar un indulto porque es uno de los que creó este laboratorio y ayudó a dar las armas para la intervención de Bolivia”, expresó.

Luego, le consultaron acerca de que piensa del beso que le dio Alberto Fernández la última vez que la fue a visitar cuando estaba internada: “Parece el beso de Judas el de Alberto”.

Luego, dijo que el pueblo debería movilizarse para pedir su indulto y apoyar a Cristina.

“La dirigencia no sé si podrá mantener a Cristina, la resistencia de un pueblo, sí. Cristina dijo en su último discurso que salgan a militar para defender la democracia, no a ella. La militancia me tiene que sacarme. Me pongo en la misma bolsa cuando digo que no tuvimos la suficiente valentía para salir a la calle cuando condenaron a Cristina. No supimos ser tan desobedientes. Cuando Juan Domingo Perón y Evita decían no salgan a la calle, la gente llenaba la plaza. Hay que salir a la calle por Cristina, para que los jueces sepan que lo que hicieron es injusto. La resistencia del pueblo es primordial y los viejos dirigentes tenemos que dar lugar a los jóvenes, necesitamos militancia joven”, dijo.

La causa contra Sala

El tribunal que juzgó a Sala en Jujuy la encontró responsable de los delitos de asociación ilícita, extorsión y fraude habiendo probado que ella lideró, entre 2013 y 2015, una asociación destinada a cometer delitos desde la Túpac Amaru, organización que creció en fondos y militantes durante los gobiernos kirchneristas.

Además, se la halló culpable de haber extorsionado a cooperativistas para hacerse de los fondos que recibían del Estado, entre ellos, a Cristian Chorolque, Leopoldo Jacinto Basualdo y Julia del Carmen Gutiérrez.

En su fallo de diciembre, la Corte no hizo lugar al pedido del gobernador Gerardo Morales para que Sala vuelva a una cárcel común, pero activó el proceso de elevación a juicio oral de la denominada “megacausa”, un expediente en el que se investiga un fraude en la construcción de viviendas y que tiene entre los acusados al exgobernador Eduardo Fellner.