El milagro que generó dos millones de dólares: qué fue de Sully, el piloto que amerizó un avión en el Río Hudson

·6  min de lectura
El avión amerizó en el Río Hudson con 155 personas a bordo: no hubo heridos ni muertos
El avión amerizó en el Río Hudson con 155 personas a bordo: no hubo heridos ni muertos

Apenas despegó del aeropuerto neoyorquino de LaGuardia, más exactamente tres minutos después de soltar el suelo, una bandada de gansos impactó contra los dos motores del avión correspondiente al vuelo 1549 de US Airways. El piloto al mando del trayecto que pretendía llegar a Charlotte, Carolina del Norte, era Chesley “Sully” Sullenberger, que contaba con 30 años de experiencia en la materia, y su acompañante Jeff Skiles, a quien había visto por primera vez tres días atrás.

Eran poco más de las tres de la tarde del 15 de enero de 2009 cuando quienes piloteaban el Airbus A320 daban cuenta a la torre de control de la situación que estaban viviendo en la nave donde viajaban 150 pasajeros y cinco miembros de la tripulación. El despegue había llegado a los 850 metros de altura y desde allí se podían ver a la perfección los rascacielos de Nueva York y su río, el Hudson, que más tarde se convertiría en una improvisada pista de aterrizaje.

La primera opción apenas las aves inmovilizaron los motores fue volver a LaGuardia; la siguiente, dirigirse al aeropuerto de Teterboro que se encontraba cerca; pero casi a las 15.30 Sullenberger informó por la radio que el Hudson era un posible lugar de destino. El piloto, que tenía 20.000 horas de vuelo entre su experiencia como profesional del ámbito comercial y en la Fuerza Aérea, avisó a los pasajeros: “Prepárense para el impacto”. Y accionó.

Sully acumuló 30 años de experiencia en aviación: desde las fuerzas armadas hasta el segmento comercial
Sully acumuló 30 años de experiencia en aviación: desde las fuerzas armadas hasta el segmento comercial

Sully acumuló 30 años de experiencia en aviación: desde las fuerzas armadas hasta el segmento comercial

Fueron cientos los ciudadanos de a pie que vieron cómo el avión de US Airways se acercaba cada vez más al río que separa Nueva York de Nueva Jersey; se convirtieron en testigos de lo que fue después denominado como un milagro. Pero no es menor el hecho de que en el inconsciente de los locales ver una aeronave sobrevolando tan de cerca a la ciudad llevaba a uno de los peores recuerdos por la tragedia que había tenido lugar siete años antes en Manhattan: el ataque terrorista del 9-11.

Este evento representaba algo completamente distinto. Se trataba de una amerizaje que pretendía salvar las vidas de todas las personas a bordo. Y lo logró. Por eso, Sullenberger fue condecorado como un héroe estadounidense por la mayoría de la población, aunque durante un tiempo algunos discutieron su decisión, a la que calificaron de “polémica”. Pero él ya contaba con el reconocimiento del alcalde neoyorquino, Michael Bloomberg, quien había descripto su trabajo como “magistral”.

Sullenberger sirvió en la Fuerza Aérea de su país
Sullenberger sirvió en la Fuerza Aérea de su país

Sullenberger sirvió en la Fuerza Aérea de su país

Asimismo, el profesional que tenía 57 años recibió el llamado del entonces presidente George W. Bush, quien lo felicitó, y fue reconocido también por Barack Obama, cuya mudanza a la Casa Blanca era tan solo cinco días después del aterrizaje en el Hudson. El demócrata hasta invitó a Sully a su ceremonia de asunción.

La fortuna que alcanzó

El piloto se retiró del oficio al año siguiente y empezó a dar conferencias acerca de la experiencia cinematográfica que lideró y que terminó en la pantalla grande. Es que Clint Eastwood decidió hacer una película con su libro Sully: hazaña en el Hudson, donde el papel del capitán fue interpretado por el prestigioso actor Tom Hanks.

En el rodaje del film, en el que Sullenberger estuvo presente, el protagonista de Náufrago le preguntó: “¿Cuánto tardaste en superar el shock del accidente y todo lo que vino después?”. Sin dudarlo, el comandante le contestó: “Te avisaré cuando eso pase. Todavía estamos trabajando en ello”.

Sully se convirtió en conferencista y acumuló una fortuna
Sully se convirtió en conferencista y acumuló una fortuna

Sully se convirtió en conferencista y acumuló una fortuna

El amerizaje en el helado río cuya temperatura rondaba los -6° marcó para siempre la vida de Sully. Su rutina se enfocó después en dar conferencias internacionales sobre lo sucedido y hasta publicó otros dos libros más ligados al tema. Uno de ellos fue Mi búsqueda de lo que realmente importa, y otro fue el best-seller Haciendo la diferencia: Historias de visión y coraje de los líderes de América.

En la cima de los Andes: así fue el rescate de dos montañistas franceses cerca del volcán más alto del mundo

A sus 70 años, y a pocos días de cumplir 71, el piloto que fue calificado por dos expresidentes de Estados Unidos como un héroe, además de tener las llaves de Nueva York, acumuló una fortuna de dos millones de dólares y junto a su esposa, Lorrie, se convirtió en abuelo.

Actualmente, tiene en las redes sociales una fuerte actividad. En Twitter cuenta con 128 mil seguidores, mientras que en Instagram ostenta 90,9 mil. Allí, apoyó abiertamente la candidatura de Joe Biden, quien lo designó como representante del país ante la Organización de Aviación Civil Internacional.

Apoyó la candidatura de Joe Biden quien lo nominó después a un puesto gubernamental
Apoyó la candidatura de Joe Biden quien lo nominó después a un puesto gubernamental

Apoyó la candidatura de Joe Biden quien lo nominó después a un puesto gubernamental

Lejos de haberse alejado de volar, Sully todavía publica en sus perfiles fotos y reflexiones sobre la actividad. Hace unos meses, compartió una postal desde un avión y escribió: “No hay nada como mirar el atardecer desde arriba de las nubes”.

El increíble rescate de un piloto segundos antes de que su avioneta fuera arrollada por un tren

Es también su forma de conectar con su comunidad lo que le dio ese título de héroe y autor de uno de los “milagros” más importantes de la historia aérea contemporánea del país. De hecho, en los días previos al 13 aniversario del amerizaje en el Hudson, Sullenberger les pidió a sus seguidores que compartan sus testimonios. En su cuenta de Twitter, los invitó: “Mientras reflexionábamos este año, a Lorrie y a mí se nos ocurrió que nos encantaría saber de aquellos que se vieron afectados de alguna manera: ¿qué recuerdos tenés y qué historia te llevaste de tu experiencia?”.

Sully y Lorrie son padres de dos hijas y una de ellas los hizo abuelos
Sully y Lorrie son padres de dos hijas y una de ellas los hizo abuelos

Sully y Lorrie son padres de dos hijas y una de ellas los hizo abuelos

El expiloto compartió después en sus historias algunos de los conmovedores relatos de los testigos del evento. Uno de ellos, por ejemplo, contó: “Tenía cuatro años cuando la tripulación del vuelo 1549 aterrizó el avión espectacularmente en el Río Hudson. (...) En quinto grado, tuvimos que decidir quién era un héroe para nosotros. Nos dieron a algunas personas como opciones. Una de ellas eras vos. (...) Lo que vi el 15 de enero de 2009 fue, en algún punto, la base de mi interés en la aviación. ¡Te quiero agradecer por eso, por ser el mejor héroe y modelo del mundo entero!”.

La tragedia de los Andes: la frase que les dio esperanzas a los dos sobrevivientes que cruzaron la montaña por ayuda

En sus perfiles sociales, se puede ver cómo Sully se dedica por completo a su familia -a su esposa Lorrie y a sus dos hijas-, a la tarea que le corresponde ahora en su cargo que fue designado por Biden y a su rol como el representante modelo que es en el universo de los aviones y cuya marca quedará para siempre marcada en la aguas del río más importante de Nueva York.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Esta vez Tom Hank le dijo que no a Jeff Bezos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.