Más de mil menores entre los refugiados birmanos expulsados por Tailandia

Bangkok, 30 mar (EFE).- El Ejército tailandés expulsó este martes al último grupo de los alrededor de 2.400 refugiados birmanos de la minoría karen, incluidos unos 1.100 menores, que huyeron el domingo de Birmania (Myanmar) debido a los bombardeos de las fuerzas armadas, indicó la Organización de Mujeres Karen (KWO, sigla en inglés).

Una líder local de la KWO indicó a Efe que los desplazados por las bombas se encuentran en este momento ocultos sin cobijo, alimentos ni agua suficientes en la jungla birmana cerca de la municipalidad de Lu Thaw, en una zona controlada por la guerrilla karen.

"Les suplicaron que no los echaran. Había enfermos, ancianos y niños", dijo la representante de la KWO, quien no reveló su nombre por motivos de seguridad y quien precisó que la mayoría fueron expulsados el lunes y otros pocos este martes.

Entre los niños, muchos sin acompañante, hay unos 300 de menos de cinco años y otros 800 de entre 6 y 17, según la ONG.

La guerrilla karen ha mostrado su apoyo al movimiento de desobediencia civil contra los militares birmanos que tomaron el poder el pasado 1 de febrero y que han causado la muerte de al menos medio millar de civiles en la violenta represión de las protestas antijunta.

Los bombardeos del Ejército birmano en territorio karen provocaron el desplazamiento de miles de civiles, incluidos unos 2.400 que cruzaron el río Salween a Tailandia, en el mayor éxodo de refugiados desde el levantamiento militar.

El primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan-ocha, reconoció hoy que se le había pedido a los refugiados, sin usar la fuerza, que volvieran a su país al considerar que no había riesgo, a pesar de que el Gobierno se había comprometido anteriormente a acogerlos por razones humanitarias.

El Ejército tailandés bloqueó el acceso a la zona, prohibiendo el acceso a ONG y periodistas, y colocó alambre de espino en algunas áreas cercanas al río, según se puede observar en las fotografías divulgadas por las organizaciones karen.

Según la activista de la KWO, los militares dijeron que los huidos karen estarían a salvo en Birmania porque habían hablado con sus homólogos birmanos y estos han dicho que no van a bombardear civiles.

BOMBARDEOS CONTRA CIVILES

Al menos tres personas han muerto, incluido un niño, debido a los bombardeos entre el domingo y hoy por parte de aviones militares birmanos, que destruyeron viviendas y varios colegios en cinco aldeas en zonas controladas por la guerrilla karen cerca de la frontera, informó hoy la ONG Karen Human Rights Group (KHRG).

"Los asaltos aéreos son los ataques más graves contra objetivos en el sudeste de Birmania desde hace años y son un síntoma peligroso de la escalada de la violencia en la región", señaló KHRG en un comunicado.

KHRG indicó que Tailandia tiene la obligación de acoger a los refugiados y solicitantes de asilo y precisó que el Consejo de Seguridad de la ONU tiene la obligación de proteger a los birmanos.

"El Consejo debería también llevar a la junta militar (birmana) ante la Corte Penal Internacional por sus crímenes", aseveró la ONG karen.

El golpe de Estado en Birmania ha aumentado la tensión con los grupos armados de las minorías étnicas, que han denunciado la violencia de la junta militar y expresado su apoyo a las protestas contra el golpe.

Tres de los principales grupos étnicos armados de Birmania, incluido el Ejército de Arakán, amenazaron hoy con anular su acuerdo de alto el fuego y unirse a la llamada Revolución de la Primavera si los uniformados continúan la matanza indiscriminada de manifestantes.

(c) Agencia EFE