Más de mil centroamericanos de caravana buscan entrar legalmente a México

1 / 2

Un oficial de migraciones mexicano controla la identidad de migrantes llegados a la frontera provenientes de América Central, el 19 de enero de 2020

Un oficial de migraciones mexicano controla la identidad de migrantes llegados a la frontera provenientes de América Central, el 19 de enero de 2020 (AFP | ISAAC GUZMAN)

Más de 1.000 personas migrantes, la mayoría hondureños que llegaron este fin de semana a la frontera sur de México con la llamada caravana 2020, están tramitando su ingreso regular al país, informó este domingo la secretaría de Gobernación.

"Por los accesos de internación del estado de Tabasco se tiene el registro de 424 personas extranjeras, y en la frontera de Chiapas, la autoridad migratoria contabiliza 663 ingresos de personas de origen centroamericano", informó la institución en un comunicado.

Personal del Instituto Nacional de Migración (INM) revisa su situación migratoria para determinar qué opciones pueden ofrecerles a los 1.087 centroamericanos, según su caso específico.

"Sin embargo, en la mayoría de los casos y una vez revisada la condición migratoria particular, se procederá al retorno asistido a sus países de origen en caso de que la situación así lo amerite", agregó Gobernación.

En tanto, otro millar de indocumentados esperan del lado guatemalteco de la frontera, en la ciudad de Tecún Umán, el arribo de más personas para agruparse e intentar cruzar el lunes por el puente internacional Rodolfo Robles, uno de los pasos regulares entre México y Guatemala.

El gobierno guatemalteco les está procurando alojamiento, alimentación y atención médica en dicha ciudad, en una medida coordinada con su par mexicano, organizaciones internacionales y activistas, según informó la cancillería mexicana en un comunicado.

No obstante, decenas pernoctan en las calles o en el puente internacional. Durante el día, debido al intenso calor, algunos se refrescan en las aguas del río Suchiate, que divide el territorio de ambos países.

Iglesias católicas y evangélicas habilitaron un albergue provisional para atenderlos fuera del centro de la ciudad, ya que las autoridades municipales no les permitieron instalarse en el parque central.

"Estamos esperando saber las condiciones que ofrece el gobierno de México para hacer una petición, ya que no podemos venir a exigir a un país que no es el nuestro; mañana (lunes) vamos a ir al puente", informó Denis Contreras, un activista que ha colaborado con siete caravanas anteriores.

La caravana 2020 partió la noche del martes desde la hondureña San Pedro Sula. Se estima que unos 3.000 llegaron el sábado a Tecúm Umán, para cruzar a Chiapas, y un millar más se dirigieron a El Ceibo, para ingresar por Tabasco.

Desde el año pasado, México desplegó a miles de militares para contener la migración hacia Estados Unidos, bajo amenaza de recibir sanciones comerciales de ese país, destino del 80% de sus exportaciones.

La organización Human Rights Watch denunció el martes en su informe anual que México infringe los derechos humanos de los migrantes que transitan por su territorio.