Mike Pence rechaza invocar la Enmienda 25 para someter a juicio político a Trump

Newsweek México
·3  min de lectura

EL VICEPRESIDENTE de Estados Unidos, Mike Pence, rechazó el martes invocar la Enmienda 25 de la Constitución para apartar del cargo al presidente Donald Trump, lo cual abre la vía al lanzamiento esta semana de un segundo procedimiento de juicio político al mandatario saliente.

“No creo que ese curso de acción sea en el mejor interés de nuestra nación o sea consistente con nuestra Constitución”, dijo Pence en una carta a la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, justo antes de una votación en la Cámara Baja de una resolución exigiendo apelar a ese mecanismo sin precedentes en la historia estadounidense.

Según su carta, la administración de Trump está comprometida para garantizar una transición de poder ordenada. “Ahora es el momento de unirnos, ahora es el momento de sanar”, afirmó.

Lee: Trump: el juicio político es ridículo, pero está causando tremenda furia

Explicó que según la constitución, esta enmienda “no es un medio de castigo o usurpación” y que invocarla ahora “sentaría un terrible precedente”.

“Le insto a usted y todos los miembros del Congreso a evitar acciones que dividirían e inflamarían aún más las pasiones del momento”, pidió al tiempo que la invita trabajar juntos “para bajar la temperatura y unir a nuestro país”, mientras preparan la investidura de Joe Biden como el próximo presidente de los Estados Unidos.

UNA AMENAZA

El pasado domingo Pelosi afirmó que estaba lista para lanzar un segundo proceso de juicio político contra Donald Trump, a menos que deje la Casa Blanca en los próximos días.

“Para proteger nuestra Constitución y nuestra democracia, actuaremos con urgencia, porque este presidente representa una amenaza inminente para ambos”, añadió Pelosi, quien ha tenido una tensa relación con el mandatario durante su mandato.

Entérate: Pelosi da 48 horas de plazo a Mike Pence para invocar la Enmienda 25 y destituir a Trump

La respuesta negativa de Pence garantiza que los demócratas someterán el miércoles a consideración de la Cámara Baja la acusación a Trump de “incitar a la insurrección” en la toma del Capitolio el 6 de enero por sus partidarios, en un segundo procedimiento histórico de “impeachment” contra el presidente republicano.

REPUBLICANOS A FAVOR

John Katko, uno de los congresistas republicanos por Nueva York en la Cámara de Representantes, se ha convertido este martes en el primero de su partido en anunciar que votará a favor del ‘impeachment’ contra el todavía presidente de Estados Unidos.

“No se puede ignorar que el presidente Trump alentó esta insurrección, tanto en las redes sociales antes del 6 de enero como en su discurso de ese día”, ha expresado en un comunicado.

Katko señaló que Trump, “promoviendo deliberadamente teorías infundadas” sobre un supuesto fraude electoral en las recientes presidenciales, creó de alguna manera un ambiente combustible de desinformación y privación de derechos y división”.

“Permitir que el presidente de Estados Unidos incite estos actos sin consecuencias es un ataque directo al futuro de nuestra democracia. Por esta razón no puedo sentarme sin actuar. Votará por el juicio político a este presidente”, remarca.

Te puede interesar: FBI alerta de protestas armadas antes y durante la investidura de Biden

Tras el anuncio de Katko, la representante por Wyoming y presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara, Liz Cheney, así como su compañero por Illinois, Adam Kinzinger, han sido los siguientes en confirmar que votarán a favor del ‘impeachment’.

“No tengo ninguna duda de que el presidente de Estados Unidos rompió el juramento de su cargo e incitó a esta insurrección. Usó su posición en el Ejecutivo para atacar al Legislativo”, ha dicho Kinzinger a través de un comunicado publicado en sus redes sociales.

Por su parte, Cheney, la ‘número 3’ republicana dentro de la Cámara, ha acusado a Trump de “encender la llama del ataque” contra el Capitolio al haber convocado y reunido al grupo e ese exaltados.

“Todo lo que siguió fue obra suya. Nada de esto habría sucedido sin el presidente. El presidente podría haber intervenido inmediata y enérgicamente para detener la violencia. No lo hizo”, ha recordado.

Con información de AFP y Europa Press.