Miguel Wacho Jiménez, el portero por el que nadie daba nada y hoy es figura

·Periodista
·5  min de lectura
Miguel Wacho Jiménez ha ayudado a Chivas a escalar posiciones y salir del fondo de la tabla. (Foto: Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)
Miguel Wacho Jiménez ha ayudado a Chivas a escalar posiciones y salir del fondo de la tabla. (Foto: Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)

Las Chivas aún no mueren en este Apertura 2022 y en gran parte ha sido por su portero, Miguel Wacho Jiménez. Regaló una brillante actuación frente a Monterrey y es, estadísticamente, uno de los mejores guardametas del certamen, aún cuando nadie apostaba por él.

Ricardo Cadena, técnico de Guadalajara, fue quien le brindó la confianza a Jiménez al colocarlo como el portero número 1. No tuvieron que buscar un refuerzo ante la salida de Raúl Guiño al Atlanta United, lo que necesitaban estaba en casa.

Según el portal Statiskicks el Wacho mantiene 5 porterías en cero, lo que lo coloca a la altura de guardametas catalogados como figuras, específicamente los casos de Guillermo Ochoa (6) y Nahuel Guzmán (7).

Sin embargo, el elemento del Rebaño los supera en cuanto a atajadas por juego. Mientras que Guzmán hace 2.4 y Ochoa 2.6, Jiménez tiene un promedio de 3.3 paradas en cada partido, según datos de SofaScore. Y es comprensible, su defensa es más débil por lo que debe sacar la casta en más ocasiones.

Su despegue fue tardío, debutó a los 28 años y hoy con 32 se ha consolidado como figura. (Foto: Refugio Ruiz/Getty Images)
Su despegue fue tardío, debutó a los 28 años y hoy con 32 se ha consolidado como figura. (Foto: Refugio Ruiz/Getty Images)

En el partido contra Monterrey reafirmó el papel que se ha ganado durante todo el torneo, el de figura. Se pensaba que Alexis Vega sería quien levantara la mano para esa etiqueta, pero ha sido el portero el que acapara los reflectores. El propio Víctor Manuel Vucetich, timonel de Rayados, dijo que la estrella en su visita al Estadio Akron había sido nada más y nada menos que Miguel Jiménez, gracias a sus 7 atajadas.

Los números se traducen de una forma, equilibrio: Chivas está dentro de las peores ofensivas de la Liga MX (10 goles), pero tienen la tranquilidad de que su portero evitará que esa sequía se traduzca en juegos perdidos, y así los coloque dentro de las mejores defensivas; apenas han permitido 7 anotaciones, rubro que comparte con Tigres y Pachuca.

Eventualmente, y conforme sus expectativas crezcan, las Chivas necesitarán más que un gran guardameta, pero por el momento ha funcionado. Su imagen y su confianza se han disparado al punto que se refleja en cada jornada.

El tener a un portero bajo los tres postes que brinde suficiente confianza sin duda eleva el estado anímico del grupo y puede augurar una mejoría en los resultados. Hoy los Rojiblancos están en la posición 11 (dentro de zona de repechaje), y si bien deberían aspirar a más, parecen haber encontrado un camino estable por el cual andar.

No es el portero perfecto, pero al menos ha despejado las dudas que habían sobre él.

Jiménez fue considerado, en su momento, para disputar los torneos secundarios como la Concachampions o la Copa MX. (Foto: Anatoliy Cherkasov/NurPhoto via Getty Images)
Jiménez fue considerado, en su momento, para disputar los torneos secundarios como la Concachampions o la Copa MX. (Foto: Anatoliy Cherkasov/NurPhoto via Getty Images)

Un despegue tardío

Nadie pensaría que el Wacho pudiera consolidarse como un elemento imprescindible para las aspiraciones —altas o bajas— que tenga Chivas, sobretodo porque su debut llegó hasta sus 28 años. Su camino no ha sido sencillo; pese a que se formó en las entrañas rojiblancas desde categorías inferiores, apenas pudo encontrar la titularidad. El tiempo no lo condenó y su verdadera oportunidad llegó hasta hace unos cuantos meses.

Ante la falta de chances en una institución como Guadalajara tuvo que buscar juego en la segunda división, aunque fuera en calidad de prestado, específicamente con Coras de Tepic y con Tampico Madero. Con ninguno pudo dejar un legado, siempre terminaba regresando al Rebaño Sagrado.

Pero antes de su impacto reciente, sí recibió una "oportunidad" y respondió de forma positiva. En 2017, Matías Almeyda lo consolidó como el portero titular para la Copa MX, allí mostró que podía ser una figura. En la final contra Monarcas atajó 3 penales para darle el título a los rojiblancos. No obstante, no le bastó para llegar al arco de la liga.

Con 32 años comenzó a brillar muy tarde, si bien la carrera de portero es más longeva que la de un futbolista de campo, de poco servirá ser destacado ahora, pues aquellas aspiraciones como el llamado a Selección Nacional, jugar Copa del Mundo o emigrar al fútbol Europeo, con esa edad son “imposibles”.

Pero eso no quiere decir que no tenga un papel digno. Representar a Chivas y ser el cancerbero titular de dicha institución es un logro al cual hay que dar reconocimiento.

La confianza que ha implementado en Guadalajara cada vez es más visible. (Foto: Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)
La confianza que ha implementado en Guadalajara cada vez es más visible. (Foto: Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)

Esos tres postes que hoy defiende le han pertenecido a leyendas como Oswaldo Sánchez, Javier Sully Ledezma o Jaime Tubo Gómez. Los cuales regalaron múltiples alegrías a una afición que había olvidado lo que era tener a un portero como figura.

Pero Wacho Jiménez lo tiene claro, debe aprovechar y defender eso que tanto le costó conseguir.

“La verdad estoy contento por la oportunidad. Aquí nadie tiene su lugar asegurado, debemos de pelear cada día. Siempre hay que estar demostrando ser el número uno…Esto es algo que había querido desde años atrás, lo estoy disfrutando porque es pasajero y lo estuve peleando por varios años.”, aseguró en entrevista para Récord.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La sorpresa que solo Thalía podía tener por su cumpleaños; es algo hermoso