Miguel Pichetto, sobre Bolivia: "No es un golpe de Estado clásico, al estilo de los 70. Hubo interrupción del proceso institucional"

LA NACION

Para el senador Pichetto, Evo Morales "se quiso quedar para siempre, como [Hugo] Chávez"

Con la Cancillería negando la existencia de un golpe de Estado en Bolivia, el excandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, calificó hoy la situación del país vecino como "una interrupción del proceso institucional" y agregó: "No es un golpe de Estado clásico, al estilo de los años 70".

"En América Latina funcionan tres dictaduras muy complejas. Una es Cuba, la otra es Venezuela y la otra, Nicaragua. Bolivia iba en ese camino. Allí ha habido una reacción popular y ha habido un vacío de poder, pero golpe de Estado clásico no", abundó el senador peronista que se incorporó a la coalición que lidera Mauricio Macri.

El senador habló en la jornada de abogados del Estado que se organizó en el Museo de la Casa Rosada. Allí respondió sobre las convulsionadas coyunturas que transitan distintos países de América Latina y se refirió a la situación de Evo Morales, quien renunció tras el pedido de las Fuerzas Armadas para que dimitiera en medio de la ola de protestas que se sucedieron por las denuncias de fraude.

"Podríamos decir que el señor Evo Morales se quiso quedar para siempre. Hizo como [Hugo] Chávez, reformó la Constitución y puso límites al período presidencial. Después agarró y se quiso quedar un período más. Llamó a un plebiscito, lo perdió y después una Corte adicta le permitió presentarse. Perdió las elecciones, hubo trampa, hubo fraude. La OEA denunció graves hechos y la elección se interrumpió", enumeró Pichetto. E hizo un paralelismo con la Argentina: "¿Qué hubiera pasado en la Argentina si se hubiera interrumpido el proceso de recuento de votos el día 27 de octubre y, al otro día a la mañana, se renovaba? Todo hubiera volado por el aire, como ocurrió en Bolivia".

El senador pidió "no analizar desde una mirada generalizada todos los acontecimientos de la misma manera en América Latina, porque eso implicaría tener un contenido ideológico".

"Hay que dejar de mirar el mundo desde la mirada oscura bolivariana. Eso nos conduce a la oscuridad y al aislamiento. Espero que el presidente electo no se equivoque y que la política internacional esté en manos de miradas pragmáticas", dijo Pichetto, en un mensaje dirigido a Alberto Fernández.

Hoy el presidente Macri ratificó su posición sobre la crisis boliviana. Reclamó elecciones "limpias y justas", como método para resolver el entuerto, pero no mencionó de manera explícita la existencia o no de un golpe de Estado contra Morales. El canciller Jorge Faurie rechazó que haya existido un golpe de Estado en Bolivia porque, alegó, "ello supone que alguien ha usurpado el poder".

"Usted quiere definirlo como golpe de Estado, yo le planteo que los órganos previstos están cumpliendo con el mandato que tiene la propia Constitución", dijo hoy el canciller, en una entrevista con el periodista Luis Novaresio.

Crítica a Alberto Fernández

Pichetto criticó al presidente electo por el Frente de Todos por los cortocircuitos que viene evidenciando con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y por su postura frente a la liberación de Lula da Silva. "Bolsonaro podrá ser simpático o antipático para algunos, pero es el presidente electo de Brasil y hay que tener buena relación con Brasil y cuidar el Mercosur. Porque si el Mercosur vuela por el aire producto de temas ideológicos.", dijo Pichetto

Y cuestionó: "¿Qué tenemos que ver nosotros con Lula? Uno puede tener una visión de Lula de que gobernó correctamente, pero en Brasil rige un sistema judicial que está funcionando".

"No hay que meterse en ese tema desde la Argentina, no hay que tener injerencia en los asuntos internos de Brasil, ni en el funcionamiento judicial, porque eso provoca enojo, altera las relaciones bilaterales y afecta nuestros intereses económicos", dijo.

Al mismo tiempo, Pichetto volvió a defender su postura frente a las prisiones preventivas. "La Corte de Brasil volvió a un principio que vengo sosteniendo, aunque me criticaban, que es el de la sentencia firme. ¿Qué dijo la Corte de Brasil? Sentencia firme para que Lula vaya preso. No quiere decir que sea inocente, es el debido proceso. En la Argentina se puede ir preso cuando hay riesgo de modificar prueba o peligro de fuga, esperemos que la Corte define la cuestión de prisión preventiva y termine con este debate".