Miguel Bosé gana demanda: no es padre de los hijos de su expareja

Miguel Bosé / Agencia México
Miguel Bosé / Agencia México

Miguel Bosé ganó la demanda interpuesta por su expareja sentimental Nacho Palau, quien solicitó que ambos fueran declarados padres de los cuatro hijos que tuvieron por gestación subrogada, de los cuales dos eran hijos biológicos de uno y los otros dos del otro.

El cantante y el escultor se conocieron cuando el primero tenía 37 años y el segundo 19, y aunque estuvieron juntos por dos décadas, en 2018 hicieron pública su separación.

Fue en 2011 cuando decidieron ser padres por “vientre de alquiler” de sus respectivos hijos con apenas meses de diferencia, pero al finalizar la relación, los hijos fueron separados, pues los de Palau residen actualmente en España, mientras que los de Bosé en México.

En una primera demanda, Nacho solicitó en España que ambos asumieran la paternidad de los cuatro niños, petición que fue rechazada; no obstante, el tribunal estableció un régimen de relaciones entre los cuatro menores.

Por tal motivo, el ex de Bosé recurrió al Tribunal Supremo, institución que ahora resolvió que no existe filiación entre los cuatro niños.

Conjuntamente, explicaron que, según el ordenamiento español, una vez terminada la relación afectiva de los progenitores “se establece para estas situaciones el cauce de la adopción que pudieron seguir las partes durante la convivencia y que, una vez rota la pareja, es inviable”.

A pesar de que el intérprete de “Morena mía” siempre se ha mostrado reservado respecto a la relación que mantuvo en secreto con Palau, tras su separación, Nacho ha participado en distintos programas de televisión hablando del tema.