Miguel Ángel Pichetto, tras el fallo de la Corte: "La reforma judicial está herida de muerte"

LA NACION
·3  min de lectura

El Auditor General de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, participó anoche de La Cornisa, por LN+, y luego de un nuevo banderazo contra el gobierno de Alberto Fernández, se refirió a las demandas por parte de quienes se manifestaron.

"Hay una relativización del derecho de propiedad en la Argentina. Es un tema muy sensible. Lo vi a [Juan] Grabois sosteniendo que es un derecho secundario, es grave", comenzó. No obstante lo cual destacó la necesidad de potenciar planes de hábitat para miles de personas en la Argentina.

Entra las demandas e insatisfacciones de los manifestantes apareció el pedido de Justicia y la disconformidad respecto al fallo de la Corte Suprema de Justicia en torno al traslado de los jueces Bruglia, Castelli y Bertuzzi. Pichetto opinó al respecto y, a pesar de que resaltó que la máxima autoridad judicial emitió un "fallo de naturaleza política", sostuvo que también encontró en él "muchos aspectos interesantes".

"El fallo tiene aspectos muy positivos en el ordenamiento: se reivindica a la Corte en torno a la constitucionalidad de las normas, en un mensaje para el Consejo de la Magistratura como para el Senado; elimina todos los traslados; y evita también las transformaciones del sistema judicial", sostuvo Pichetto. Y analizó: "Por lo que para mí está herida de muerte, con dos tiros en el ala, la reforma judicial. Porque implica una transformación en el fuero federal y penal económico y una fusión que, en la interpretación 'transformaciones' para mí está incluida, no sería constitucional la fusión de ambos fueros".

Discursos y oradores: la novedad que aportó el banderazo del 8N

En otro momento de la entrevista con Luis Majul, el exsenador volvió a referirse a los valores que un amplio sector de la sociedad busca preservar como la libertad, la defensa de la propiedad privada y la división de poderes, entre otros temas. Respecto a esto, Pichetto opinó sobre la figura del dirigente Juan Grabois y su vínculo tanto con el gobierno de Alberto Fernández y con el Papa Francisco, por ser uno de los principales impulsores de que el derecho a la propiedad privada se haya puesto en debate.

"La reforma agraria atrasa 70 años, ni Bolivia hizo una reforma ni tampoco estatizó ninguna empresa", criticó Pichetto. Y argumentó: "La propiedad está en la Constitución, pero el principio de la libertad se marca en la defensa de la propiedad privada. Si vos pones todo en derechos secundarios, es muy peligroso".

Sobre la relación entre Grabois y el Papa dijo: "Que él sea su discípulo en la Argentina coloca en problemas a la Iglesia y al Papa".

Asimismo, se refirió a las últimas medidas económicas del Gobierno. "Cuando hay problemas y fragilidades políticas se trasladan a la cuestión económica", observó. Pero, destacó las recientes decisiones del ministro de Economía, Martín Guzmán, que lograron una estabilización del dólar, y el respaldo que le dio Alberto Fernández. "Me parece correcto lo que ha hecho Fernández de ponerlo al costado del presidente del Banco Central, porque de lo contrario hay doble timón".

Pichetto calificó las medidas del Gobierno como "un giro al realismo". E indicó: "Es que si no quieren aumentar el precio de las tarifas, tienen que subsidiar y en algún momento termina convirtiéndose en una bomba de tiempo".

Por último, marcó sus diferencias respecto al ala más dura del kirchnerismo. "No creo que una economía cerrada, no integrada al mundo, que no respeta la libertad de mercado, la propiedad individual y que nacionaliza empresas privadas sea bueno y permita salir de la pobreza", concluyó.