Miguel Ángel Pichetto cuestionó la estructura de la seguridad de Cristina Kirchner

·4  min de lectura
Miguel Angel Pichetto
Miguel Angel Pichetto - Créditos: @Ricardo Pristupluk

El procurador del Tesoro de la Nación, Miguel Ángel Pichetto habló sobre el intento de asesinato sobre Cristina Kirchner y cuestionó a la seguridad de la vicepresidenta: “Hubo gente de seguridad desconcertada que iba y venía”. Además, lamentó la oportunidad perdida por el Presidente Alberto Fernández para generar diálogo con otros sectores y que la mira del Gobierno “está puesta en 2023″ y que “está en marcha de consolidación definitiva de un liderazgo que siempre estuvo vigente y latente, el de la vicepresidenta”.

Tras los cruces en la Cámara de Diputados y el acto que se celebró el día después del atentado contra la vicepresidenta en Recoleta, hoy por la mañana Miguel Ángel Pichetto recordó que el hecho le causó “sorpresa” y que se enteró por televisión, pero que observó “algunas cosas interesantes que están en análisis, además del arma en la cara de la expresidenta” y que eso sería “cómo ese tipo llegó tan cerca”.

Agregó que le llamó la atención las fallas en el operativo de seguridad. “Vi también una falencia muy grande de la estructura de seguridad. Hubo gente desconcertada que iba y venía y que no sabía qué hacer”, dijo en diálogo con Radio Rivadavia. Sin ánimos de echarle la culpa a la Policía Federal, dijo que “fallaron” por “una actitud de confianza de creer que todo el público era amigo”.

Además opinó que la vicepresidenta debería mudarse de su casa ubicada en Juncal y Uruguay, en Recoleta: “La vicepresidenta no puede vivir en ese lugar, necesita un espacio que le permita entrar con el auto a la casa y tener un mayor control de seguridad”. Y resaltó que más allá de la responsabilidad del ministro de Seguridad, Anibal Fernández, “la estructura de seguridad fue definida por la propia vice”.

Críticas al acto y el mensaje del Gobierno

Lamentó que el “Gobierno perdió una oportunidad de diálogo”, porque “siempre repite lo mismo”, en referencia a lo expresado por Alberto Fernández durante la Cadena Nacional posterior al atentado. “El Gobierno dijo que la culpa la tiene la oposición, los medios y la Justicia y así se desmoronaron los caminos de encuentro”, apuntó.

Sin embargo, explicó que “todo el arco democráctico argentino reaccionó correctamente y repudió el hecho”, y entiende que “todos los sensores de la democracia funcionaron”.

Al ser consultado sobre si hubiera participado del acto del viernes en el feriado nacional dijo que sí porque “hubiera sido importante que exista ese diálogo, no sólo yo sino como coalición”. Resaltó que la Juntos por el Cambio (JxC) y la oposición en general “estuvo a la altura de las circunstancias” con gestualidades en el “evento en la cámara -de diputados- donde se llegó a un acuerdo en el escrito” y “en el senado con una foto”.

Miguel Angel Pichetto
Miguel Angel Pichetto - Créditos: @Ricardo Pristupluk

Por otro lado, criticó la actitud del oficialismo porque “decididamente es la puesta en marcha de consolidación definitiva de un liderazgo que siempre estuvo vigente y latente que es el de la vicepresidenta”. Añadió: “La mira está en el proceso electoral del año que viene, y la construcción de mensajes de un enemigo, no adversario. La construcción que siempre hace el kirchnerismo: al enemigo no hay que derrotarlo solamente, sino eliminarlo”.

Sobre la interna de Juntos por el Cambio de las últimas semanas y la crítica de Juán Manuel Lopez a Patricia Bullrich, consideró que “hay que encontrar en la oposición un plano de conciliación de las ideas y empezar a unificar el liderazgo porque la horizontalidad nos quita posibilidades”.

Asimismo resaltó que “del otro lado está definido el camino le guste o no a la sociedad”, en relación a “la consolidación de la figura central de la vicepresidenta que define el liderazgo futuro de la coalición gobernante para 2023″.

Por último dijo que no compara este hecho con la violencia de los años 70′ porque “tenía otro origen, con una democracia fracturada, sin camino de salida y en proceso de dictadura”, y remarcó que sin embargo “acá hay otras cuestiones que son parodia, porque la historia se repite como algo paródico”, como por ejemplo “cuando uno lo ve a [Juan] Grabois queriendo ser un revolucionario en Recoleta, y cree que baja de Sierra Maestra”.