Migrantes protestan en estación alterna del INM de Chiapas

·1  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., marzo 26 (EL UNIVERSAL).- Migrantes centroamericanos concentrados en una estación migratoria alterna en el municipio de Chiapa de Corzo, protestaron este viernes y amagaron con declarase en huelga de hambre para exigir que el gobierno mexicano resuelva su situación legal que les permita retomar su itinerario a Estados Unidos.

Hombres, mujeres y niños de diferentes nacionalidades se aglutinaron junto a la reja de acceso del recinto federal y demandaron al gobierno que agilice su deportación.

Solicitaron que se les deje seguir su camino hasta la frontera norte, para tratar de ingresar a Estados Unidos, o les proporcione la alternativa de trabajar en México.

Uno de los manifestantes denunció que son víctimas de violaciones a sus derechos humanos.

"Somos centroamericanos y vamos de paso, no le estamos haciendo daño a nadie. No somos ladrones", expresó.

Los extranjeros están albergados en las instalaciones donde operaba la planta industrial del programa binacional Moscamed para la producción de moscas estériles en Chiapa de Corzo.

En la protesta resaltaron que varios de los migrantes en el encierro padecen diarrea y vómito, presuntamente por las altas temperaturas de la temporada. Se quejaron de la falta de atención médica adecuada.

Insistieron en que iniciarán una huelga de hambre si las autoridades migratorias no aceleran la resolución de su situación jurídica en México.

La protesta de extranjeros de este viernes, asegurados por el Instituto Nacional de Migración (INM), es la segunda registrada durante esta semana en la región centro de Chiapas.

El pasado miércoles, decenas de migrantes de la estación migratoria El Cupapé, en Tuxtla Gutiérrez, protestaron para exigir mejor trato y el traslado a sus países de origen.