UE acusa a Bielorrusia de "traficar" migrantes a la frontera

·2  min de lectura
Migrantes del Medio Oriente y otras partes se reúnen alrededor de una fogata en la frontera bielorruso-polaca cerca de Grodno, Bielorrusia, miércoles 10 de noviembre de 2021. La canciller alemana Angela Merkel pidió al presidente ruso Vladimir Putin que ejerza su influencia sobre Bielorrusia para resolver la situación de los migrantes en su frontera con Polonia. (Leonid Shcheglov/BelTA via AP)

VARSOVIA, Polonia (AP) — Funcionarios de la Unión Europea acusaron el miércoles a Bielorrusia de “tráfico" de personas patrocinado por el Estado mediante la atracción de migrantes a la frontera polaca, el límite de la UE, donde muchos están ahora atrapados en campamentos improvisados en un clima gélido.

Como la crisis no daba señales de remitir, un líder de la UE también dijo que el bloque estaba considerando, por primera ocasión, la idea de financiar la construcción de un muro u otro tipo de barrera en su frontera oriental. La idea siempre ha sido rechazada en el pasado y aún enfrenta muchos obstáculos políticos y humanitarios.

Las autoridades polacas estiman que unos 3.000 o 4.000 migrantes se han reunido a lo largo de su frontera con Bielorrusia, y que cientos de ellos están concentrados en un campamento improvisado no muy lejos del cruce de Kuznica. Varsovia ha intensificado la seguridad en la frontera, donde ha declarado un estado de emergencia.

Las autoridades polacas han tuiteado videos donde aparecen migrantes intentando romper una valla en la frontera para ingresar a Polonia, algunos utilizando palas y alicates.

Las naciones de Occidente han acusado al presidente bielorruso Alexander Lukashenko de alentar a los migrantes de Medio Oriente para que viajen a su país y de enviarlos hacia Polonia, Lituania y Letonia —miembros de la UE— como represalia contra el bloque por las sanciones impuestas al régimen autoritario por la represión de disidentes desde las elecciones de 2020.

Bielorrusia rechaza las acusaciones, pero ha dicho que ya no detendrá a los migrantes ni a otras personas que busquen ingresar a la UE.

“Desde cierta distancia, estos eventos en la frontera polaca-bielorrusa podrían parecer una crisis migratoria, pero esta no es una crisis migratoria, es una crisis política desencadenada con el propósito específico de desestabilizar la situación en la Unión Europea”, señaló el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki.

Steffen Seibert, portavoz de la canciller alemana Angela Merkel, dijo en Berlín que en Minsk se lleva a cabo "un contrabando y tráfico operado por el Estado... que se producen al 100% a expensas de las personas que son atraídas al país con falsas promesas”.

Polonia señaló que Rusia tiene cierta responsabilidad por la crisis, dado su firme apoyo a Lukashenko. El ministro del Interior de Alemania, Horst Seehofer, también acusó a Lukashenko de “utilizar la suerte de las personas, con apoyo del presidente ruso Vladimir Putin, para desestabilizar a Occidente”.

El miércoles, Merkel habló vía telefónica con Putin. "Le pedí que ejerciera su influencia sobre el presidente Lukashenko, porque allí se está utilizando a la gente”, señaló la canciller.

___

Moulson informó desde Berlín. Daria Litvinova en Moscú, Kirsten Grieshaber en Berlín y Jan M. Olsen en Copenhague, Dinamarca, Edith M. Lederer en las Naciones Unidas y Matthew Lee y Aamer Madhani en Washington contribuyeron a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.