Migrantes haitianos se amotinan en albergue de Reynosa

·2  min de lectura

REYNOSA, Tamps., septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Migrantes haitianos se amotinaron en el albergue Senda de Vida para exigir que los abogados que llevan sus trámites de residencia en Estados Unidos, les den una respuesta clara sobre su status legal pues la mayoría han pagado mil y hasta 2 mil dólares.

Ante el motín, fue necesaria la presencia de elementos de la Policía Estatal, quienes lograron contener a los haitianos.

Isaac Hyclair Tretild, uno de los migrantes que se apostaron en el albergue, expresó su impotencia y enojo pues a tres meses de residir en Reynosa y haber pagado 2 mil dólares, continúa viviendo a la intemperie, sin alimento y sin un lugar seguro para vivir.

"Estamos desesperados, cuando llegamos a Reynosa nos dieron el contacto de los abogados que se encargan de hacer los trámites para que podamos ingresar a Estados Unidos".

Indicó que tras ponerse en contacto con los abogados, se les informó que debían realizar el pago y que posteriormente, les darían indicaciones de cómo evolucionaba su proceso.

"Lo que no dijeron es que le estaban dando preferencia a las familias y personas con niños, que a los que estamos solos, nos dejarían para después".

Comentó que la situación que viven es desesperante pues se encuentran viviendo en la calle y que muchos de ellos no han podido conseguir empleo.

"Queremos que los abogados vengan y que nos digan qué está pasando, si realmente vamos a entrar a Estados Unidos, la mayoría de los que estamos en la calle estamos solos y ya pagamos, unos mil y otros dos mil dólares, ya no tenemos dinero ni para comer".

En igual situación se encuentra Remy Jean, quien desde hace dos meses vive en Reynosa y quien pagó mil dólares para que un abogado le ayudara con su situación legal y de esta forma, llegar a Estados Unidos.

"Necesitamos que las autoridades nos ayuden, el encargado del albergue nos dice que no tiene lugar para nosotros, por eso estamos aquí afuera, ha llovido y nosotros sólo nos cubrimos con los plásticos que pusimos como casas de campaña, ya no podemos seguir así".

Destaca que últimamente las autoridades de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos han recibido a grupos de 25 migrantes, pero solo a aquellos que viajan con menores de edad.

"Están pasando, pero queremos que a nosotros también nos reciban, que no nos dejen para después o al menos, que nos dejen entrar al albergue para no pasar hambre y no quedarnos en la calle".