Migrantes denuncian que se multiplican las desapariciones en la frontera norte de México

Ciudad Juárez (México), 30 ago (EFE).- Migrantes denunciaron este miércoles que se han multiplicado las desapariciones de sus compañeros en la frontera norte de México, donde se pierden grupos completos de hasta 30 personas, por lo que protestaron este Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

Daniel Alejandro Durán, representante del Colectivo Familias Unidas por la Verdad y la Justicia, explicó a EFE que las cifras se han disparado, pues antes se reportaban uno o dos migrantes desaparecidos al año, mientras que en los últimos meses el reporte es de una o dos desapariciones por semana.

“Antes llegaban uno o dos casos al año, ahora los migrantes refieren el secuestro y desaparición de grupos de hasta 20 o 30 sin que haya denuncia ni seguimiento”, afirmó Durán.

La protesta se realizó frente a la Fiscalía General del Estado de Chihuahua en Ciudad Juárez, epicentro de la crisis humanitaria de migrantes.

“Los datos que nosotros tenemos son de personas migrantes que han sufrido un hecho violento como el secuestro y la desaparición y esos datos van en aumento", reiteró el activista.

Yadira Cortés, coordinadora de la organización Mesa de Mujeres, añade que las personas que están en tránsito no quieren denunciar porque creen que esto tiene implicaciones jurídicas.

Señaló que las autoridades encuentran abandonados los cuerpos de muchas mujeres y las asumen como migrantes porque nadie las reclama.

“Nadie las denuncia y nadie dice nada”, lamentó.

Horas antes, organizaciones civiles internacionales denunciaron en un comunicado, con base en datos de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), que en México han desaparecido más de 1.800 migrantes, en su mayoría de Centroamérica.

Los migrantes son parte de la crisis histórica de desaparición forzada en México, cuyo Gobierno reconoce más de 110.000 personas no localizadas desde que hay registro.

“Es gravísimo, en este sexenio (de Andrés Manuel López Obrador) hay más desapariciones que en el sexenio pasado", indicó Durán.

Uno de los símbolos presentados durante la protesta contra la desaparición forzada fue una cruz migrante, sobre la que están pegadas banderas de los principales países americanos expulsores de migrantes.

En uno de los brazos cuelga una mochila y en el otro unos tenis.

“Los tenis y las mochilas es porque es un signo de ellos, los migrantes siempre van caminando, siempre en movimiento y las banderas representan sus países”, explicó Durán.

En la protesta participó Norma Laguna Cabral, madre de la mexicana Idaly Juache, desaparecida hace 13 años y cuyos restos aparecieron en el arroyo El Navajo, al este de Ciudad Juárez.

“Para nosotros no pasa el tiempo, es como si hubiera pasado ayer. A veces no tenemos ni deseos de vivir, pero Dios es grande y solo el sabe por qué nos tiene aquí”, comentó.

"Es muy triste que las autoridades no tengan interés en que todo esto desaparezca”, lamentó la mujer.

(c) Agencia EFE