Migrantes denuncian extorsiones de presuntos policías

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., abril 30 (EL UNIVERSAL).- Migrantes que se dirigen a la frontera norte con permisos otorgados por el Instituto Nacional de Migración (INM) denunciaron que son víctimas de extorsión de presuntos policías estatales de los estados de Veracruz y Puebla.

Manifestaron que uniformados de Puebla bajaron del autobús la mañana de este domingo a cinco o seis hondureños. Les dijeron que con los permisos entregados por la autoridad federal no podían transitar por todo el país.

"Este sólo es válido donde lo expidieron. ¿Dónde lo expidieron? ¿En Chiapas o en Oaxaca?", cuestionó el policía que vestía un uniforme verde claro. Un migrante le explicó que se los habían expedido en Villa Comaltitlán, Chiapas.

Como respuesta, el policía respondió que el documento no "les confiere libre tránsito. Del kilómetro 84 para acá esta entidad federativa se llama Puebla y no permite el libre tránsito con este documento", le argumentó.

Así que, prosiguió "vamos a llamar a Migración, que ellos vengan y revisen sus documentos, si ellos dicen que se regresen o se los llevan a Puebla en calidad de rescatados ya será situación de Migración".

Afirmaron que una vez que los bajaron del autobús, alrededor de las 10:30 horas, los condujeron a las oficinas de Migración.

Hasta la una de la tarde no se sabía qué había pasado con ellos.

Denunciaron, además, que otro grupo de ocho migrantes de diferentes países fueron extorsionados en Veracruz.

Ahí, "les pidieron dinero, a quienes no llevaban les quitaron sus teléfonos; los intimidaban diciéndoles que los iban a deportar", acusaron.

Los migrantes difundieron una grabación donde se escucha cuando un agente dice "cuando entras al país debes de traer el sello (de Migración) en tu pasaporte, si no significa que vas de ilegal, pero te voy a ayudar, dame una cooperación. Les estoy pidiendo 100 varos".

Entonces, cuando uno de los migrantes le enseña el documento emitido por el INM, el uniformado le responde "aquí dice que es para transitar no para subirse en un autobús".

En ese momento se escucha que el oficial los llama a un sitio aparte para que le entreguen el dinero. A quienes no llevaban efectivo les arrebataron sus teléfonos, se denunció.

Los extranjeros contaron que salieron la noche del sábado de Arriaga, otros de Escuintla rumbo a Puebla, porque las empresas de transporte rehúsan venderles boletos directamente a la Ciudad de México.

Agregaron que viajan en grupos dispersos, cada uno de acuerdo con sus facilidades económicas, aunque todos ellos participaron en el vía crucis migrante que inició en Tapachula el 23 de abril.

La caravana fue desarticulada el jueves después de un acuerdo establecido con Migración que les entregó la documentación para viajar por todo el país durante 45 días.