Miembros temen Instagram use sus fotos en anuncios

SAN FRANCISCO, California, EE.UU. (AP) — Instagram, el popular servicio de intercambio de fotos en celulares y ahora propiedad de Facebook, es objeto de una ola de indignación, sobre todo en las redes sociales, luego que modificó su acuerdo con los usuarios y se otorgó más derechos para el uso de fotos de sus miembros, en anuncios.

En un mensaje en un blog que ofreció pocos detalles, Instagram dijo que los cambios ayudarán a su servicio "a funcionar más fácilmente como parte de Facebook, al poder intercambiar información entre los dos grupos". Facebook Inc. también cambió recientemente su política de privacidad para permitir más integración con Instagram.

"Eso significa que podemos hacer más cosas, como combatir el 'spam' más efectivamente, detectar más rápidamente problemas con el sistema y la confiabilidad, y construir mejores características para todo el mundo al entender cómo se usa Instagram", dijo el mensaje en el blog. Añadió que los cambios "también ayudan a proteger al usuario y prevenir spam y abusos a medida que crecemos".

El cambio que molestó más a usuarios y defensores de la privacidad es la nueva aseveración de Instagram de que pudiera ahora recibir pagos de algunos negocios por el derecho de usar las fotos de los miembros, nombres y otros datos "en conexión con promociones o contenido pagado por anuncios, sin ninguna compensación al usuario".

El breve mensaje de Instagram del lunes no mencionó anuncios ni actividades comerciales, aunque ofreció lazos con la nueva política de privacidad y los nuevos términos de servicio. Esos documentos mencionan lo que el servicio pudiera hacer, pero no dicen nada de planes concretos.

Facebook, que en septiembre compró Instagram por 740 millones de dólares, ya usa fotos y otra información de sus miembros para mostrarle anuncios a amigos.

La nueva política de Instagram, que entra en vigencia el 16 de enero, indica que Facebook quiere integrar a Instagram en su sistema de anuncios.

Bajo la política actual, Instagram no dice explícitamente cómo usa las fotos de sus miembros, pero la compañía ya tiene el derecho a usar el contenido público de los usuarios como lo desee, aunque los fotógrafos retienen la "propiedad" de las fotos. Los nuevos términos dejan claro que Instagram pudiera usar las fotos de los usuarios para enviar anuncios a los amigos de éstos.

"Esos servicios son mencionados públicamente como 'gratis', pero esa clasificación enmascara los costosa la privacidad, lo que incluye la responsabilidad de monitorear cómo esas compañías venden datos, e incluso cómo cambian sus políticas con el paso del tiempo", dijo Chris Hoofnagle, director de Programas de Información de Privacidad en el Berkeley Center for Law & Technology.

___

El periodista de Tecnología de la AP Peter Svensson en Nueva York y el especialista de negocios Ryan Nakashima en Los Angeles contribuyeron a este despacho.

Cargando...