Los miembros del nuevo Gobierno israelí ultiman detalles antes de su ratificación

·2  min de lectura

Jerusalén, 11 jun (EFE).- Los ocho partidos que integran el denominado "Gobierno del cambio" en Israel sellaron hoy los acuerdos de coalición que esperan den lugar al nuevo Ejecutivo, que debe ser ratificado el próximo domingo en el Parlamento y que acabaría con 12 años consecutivos de Benjamín Netanyahu como primer ministro.

Los acuerdos, que debían ser completados al menos 24 horas antes de la jura en la Knéset (Parlamento), fueron firmados por los ocho partidos que integran la nueva coalición.

Si bien se trata de un procedimiento meramente burocrático, este demuestra que las facciones que integran el bloque siguen comprometidas con la conformación de un Gobierno a 48 horas de su ratificación.

En los últimos días continuaron circulando rumores en los medios locales sobre intentos de partido de Netanyahu, el Likud, por seducir a potenciales tránsfugas para frustrar el nuevo Ejecutivo, aunque por ahora sin éxito.

Hasta la jura el domingo por la tarde, sin embargo, cualquiera de los 61 parlamentarios que integrarán la coalición podría retirar su apoyo, desencadenando así el colapso inmediato del naciente Gobierno, que cuenta actualmente con una mayoría mínima en una cámara de 120 diputados.

Los partidos ultraortodoxos arremetieron también en los últimos días contra la nueva coalición, cuya estabilidad y solidez son relativamente endebles debido a la diversidad de facciones que la integran, que representan a la extrema derecha, la izquierda y hasta a la minoría árabe de Israel, entre otros sectores.

"El Gobierno trabajará para todo el público israelí: religiosos, laicos, ultraortodoxos, árabes, como uno solo, sin excepción. Trabajaremos juntos, por camaradería y responsabilidad nacional, y creo que lo lograremos", dijo hoy Naftali Benet, líder del ultranacionalista Yamina y que ocuparía el cargo de primer ministro durante los primeros dos años.

"El público israelí merece un Gobierno responsable y que funcione, y que tenga al bien del país como prioridad. Para eso se ha formado este Gobierno de unidad. Todos los socios de este están comprometidos, ante todo, con el pueblo de Israel", señaló además el centrista Yair Lapid, que relevaría a Benet en el cargo y sería primer ministro los dos años siguientes.

(c) Agencia EFE