Miembros de las fuerzas armadas y de seguridad denuncian que no están en los padrones y que recibieron órdenes de no votar

·4  min de lectura
El Jardín de infantes Montessori, en La Tablada, La Matanza, es uno de los establecimientos donde no aparecen los oficiales de seguridad en el padrón
El Jardín de infantes Montessori, en La Tablada, La Matanza, es uno de los establecimientos donde no aparecen los oficiales de seguridad en el padrón

En el transcurso de la jornada electoral, un grupo de gendarmes, prefectos y miembros del Ejército denunciaron a LA NACION que hubo “una bajada de línea” para no votar y también hubo un reclamo porque no figuran en los padrones.

Las denuncias surgieron en La Matanza, Merlo, Berazategui, San Isidro y Lomas de Zamora, entre otros distritos. En diálogo con LA NACION, miembros de las fuerzas aseguraron que, a pesar de estar habilitados para hacerlo, no votarán porque sus superiores instruyeron no hacerlo.

Los oficiales de las Fuerzas Armadas y de seguridad participan de los comicios como parte del Comando General Electoral. Su función es asegurar el seguro transcurso de la elección, custodiar las urnas y la documentación. Para ello, son destinados a centros de votación en todos los distritos y deberían estar incluidos en los padrones de cada sede, algo que no ocurrió en algunos municipios de la provincia de Buenos Aires. Se trata de cerca de 96.000 efectivos del Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria y las Policías Provinciales, que conforman el Comando. Algunas dependen del Ministerio de Defensa y otras del Ministerio de Seguridad.

El show del remise: el aparato peronista funciona a toda máquina en el conurbano para llevar gente a votar

Efectivo de la Armada en un club de La Matanza
Efectivo de la Armada en un club de La Matanza


Efectivo de la Armada en un club de La Matanza

Además, en múltiples centros de votación, los efectivos destinados a esos lugares no aparecen en los padrones. Cada fuerza armada y de seguridad era responsable de elevar listados con los datos de los agentes que se destinarían a cada lugar. Según diversas fuentes, esos padrones no fueron presentados en tiempo y forma lo cual impidió que se inscriban al final de la última mesa de cada escuela como “votos comando” (que aparecen en dorado). LA NACION consultó a las fuerzas, pero no recibió respuesta.

“No votamos. Tenemos ordenado, viene de arriba, que nosotros no votamos aunque estemos en el padrón”, dijo una gendarme de aproximadamente 30 años en La Tablada, La Matanza.

En el Instituto Atanasio Lanz, de Berazategui, en la Escuela Primaria 69 de Laferrere y en múltiples escuelas de Lomas de Zamora, entre otros casos, se reportaron las mismas situaciones. Mientras tanto, en un jardín de infantes de Merlo, los oficiales aseguraron a LA NACION que, a diferencia de otras elecciones, no figuran en el padrón y les informaron que les será justificado el “no voto”, pero no podrán ejercer su derecho.

“A mi, que soy de Fuerza Aérea, me pusieron acá pero a él que es de la Policía no. Su destino, con los datos de él, lo justifica porque está de servicio”, explicó sobre el caso de su compañero una oficial. Al lado, el miembro de la Policía Federal dijo: “Yo voto a 200 kilómetros de acá, soy de Tandil. Podría votar todo menos los concejales de acá de Merlo. Antes estaba la lista dorada pero se sacó”. Ante la ausencia de registro, en algunas escuelas se agregaron los nombres y DNI al final del padrón, lo cual está prohibido.

Gendarmería en una escuela de Merlo, provincia de Buenos Aires
Gendarmería en una escuela de Merlo, provincia de Buenos Aires


Gendarmería en una escuela de Merlo, provincia de Buenos Aires

“Nosotros venimos, nos quedamos con la urna y nos vamos con la urna. Nada más. Nos dijeron que no podemos votar. Después nos pasan en una planilla donde explica por qué no votamos y no nos ponen multa”, indicó un joven de la Prefectura con domicilio en San Miguel que custodiaba la entrada de una escuela de Boulogne, San Isidro .

Ante la consulta de LA NACION, el Comando General Electoral comentó: “No se dio una orden de no votar, pero hay que ver como lo dice la gente. Los padrones eran responsabilidad de cada fuerza elevar a la Dirección Nacional Electoral”. El comandante electoral de la provincia de Buenos Aires, Germán Errasti, se habría puesto en contacto con el jefe del Comando General Electoral Martín Deimundo Escobal, para ratificar que permitan votar a los efectivos y cómo debería hacerse.

El antecedente de 2019

Para las PASO de 2019 se modificó la Acordada 79/2015 con la que se decidió incluir a los efectivos de las fuerzas Armadas, federales y provinciales en el llamado “Voto Comando”. Hasta el momento no podían votar por estar designados los días de elección en domicilios lejanos al que figura en su DNI.

A fin de garantizar su derecho al voto, se establecieron procedimientos para que cada escuela cuente con un padrón especial o estén incluidos en los padrones, con una distinción de color. En las mesas designadas, se entregan dos sobres: el común y otro que dice “Sobre Cubierta - Voto Comando electoral - Solo categorías habilitadas según domicilio electoral-”. Estos sobres no se abren hasta el momento del escrutinio definitivo. Se contabilizan como “Votos de Identidad Impugnada” para que los revise directamente la Justicia Electoral.

Los efectivos pueden votar las categorías para las que están habilitados por domicilio. Por ejemplo, si un agente tiene su dirección legal en Formosa, pero presta servicios en la provincia de Buenos Aires, su voto no será contabilizado en ninguna categoría en estas legislativas (si fueran elecciones presidenciales, podría votar a presidente). Si su domicilio es en La Matanza, pero se encuentra en otra escuela del mismo distrito, serán dados por válidos todos los cuerpos de su voto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.