Miembro del jurado: Caso Breonna Taylor se manejó mal

DYLAN LOVAN
·2  min de lectura
El procurador de Kentucky, Daniel Cameron, habla con reporteros sobre el caso Breonna Taylor, una mujer de raza negra que resultó muerta en un operativo policial, el 23 de septiembre de 2020 en Frankfort, Kentucky. (AP Foto/Timothy D. Easley, File)
El procurador de Kentucky, Daniel Cameron, habla con reporteros sobre el caso Breonna Taylor, una mujer de raza negra que resultó muerta en un operativo policial, el 23 de septiembre de 2020 en Frankfort, Kentucky. (AP Foto/Timothy D. Easley, File)

LOUISVILLE, Kentucky, EE.UU. (AP) — Una mujer que formó parte del jurado investigador en el caso de Breonna Taylor cree que la investigación del panel estuvo incompleta y que los fiscales querían darle a la policía “una palmada en la muñeca y cerrar el caso".

Ella es el tercer jurado que habla de forma anónima sobre los procedimientos de septiembre, y al igual que los otros dos, opina que el panel de 12 miembros no tuvo la opción de considerar cargos contra los agentes que mataron a tiros a Taylor en marzo en Kentucky.

En su primera entrevista, la jurado le dijo a The Associated Press que cuando el proceso concluyó con tres cargos por riesgo injustificado para uno de los policías, sintió que ahí no terminaría la historia.

Los oficiales estaban cumpliendo una orden de narcóticos el 13 de marzo cuando dispararon a Taylor, pero no encontraron drogas ni dinero en efectivo en su casa. La mujer negra de 26 años era una trabajadora médica de emergencias que se preparaba para acostarse cuando la policía irrumpió. El tiroteo provocó meses de protestas en Louisville junto con protestas nacionales por la injusticia racial y los abusos de la policía.

“Sentí que debió haber habido más cargos”, dijo en la entrevista telefónica. Hizo eco de las quejas de otros dos jurados de que al panel no se le permitió considerar cargos adicionales porque los fiscales les dijeron que el uso de la fuerza estaba justificado.

El jurado acusó al exoficial Brett Hankison de tres cargos de peligro injustificado, un delito menor, por disparar hacia un apartamento adyacente donde había gente. Los dos oficiales que dispararon contra Taylor, según la evidencia balística, no fueron acusados ​​por el jurado. Uno de esos oficiales, Jonathan Mattingly, recibió un disparo del novio de Taylor durante la redada y respondió al fuego. El novio de Taylor pensó que un intruso estaba irrumpiendo en su apartamento.