Miembro fantasma: Volumen II, por Marta Flich

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La información sensorial de la superficie del cuerpo llega hasta una región llamada tálamo a través del tallo encefálico. Esta es la explicación de por qué sin estar ese miembro fantasma la angustia y el dolor, siguen. Desde fuera se verá con cierta ternura porque es una sensación con la que es sencillo empatizar. Es decir: siendo la persona amputada tendrás sensación de presencia pero desde fuera se verá claramente que ese brazo ya no existe.

En la política española estamos asistiendo a este fenómeno nada positivo para la vida de los españoles progresistas. ¿Qué consecuencias puede tener para la izquierda?. Puede dinamitar el bloque de la izquierda por un tema de egolatría. Una putada y una calamidad Así que cuando Feijóo esté en Moncloa es posible que reciba al miembro fantasma.

Y éste que acuda feliz al encuentro, porque lo que él quería capitalizar cuando le puso nombre y apellidos propios a un proyecto social transformador mayoritario y legítimo que no debería haber entendido nunca de personalismos, se ha convertido en todo lo contrario a lo integrador de la esencia de ese movimiento. Así que de cara al futuro recomiendo a las personas que simplemente quieran ser famosas, que se metan en un reality y no se metan en política. Nos saldrá bastante más a cuenta a todos en general.

Así que si se dinamita finalmente la izquierda por un acto adanista e infantil, descorchará Feijóo el champagne en Moncloa y pensará: ”¡Joder! Pues tenían razón los míos cuando me decían que con no hacer nada ya lo tenía todo hecho. ¡Qué cosas!”.

MÁS DE MARTA FLICH