La perimenopausia conlleva pensamientos suicidas en una de cada diez mujeres

·6  min de lectura
Watchdog dice que la controvertida terapia de reemplazo hormonal puede ser la opción correcta para muchas mujeres
Watchdog dice que la controvertida terapia de reemplazo hormonal puede ser la opción correcta para muchas mujeres

Una de cada diez mujeres de forma aproximada experimenta pensamientos suicidas debido a la perimenopausia, según un nuevo estudio.

La investigación, compartida exclusivamente con The Independent, encontró que alrededor de nueve de cada diez mujeres que atraviesan la perimenopausia experimentan problemas de salud mental.

La perimenopausia se refiere al período que precede a la menopausia, con las hormonas a menudo en fluctuación durante este periodo de tiempo. Las mujeres comienzan la perimenopausia a diferentes edades.

El estudio, realizado por una aplicación gratuita de salud para mujeres llamada Heath & Her, descubrió que tres cuartas partes de las mujeres dijeron que nunca experimentaron problemas de salud mental antes de pasar por la perimenopausia.

Los investigadores, que encuestaron a 2.000 mujeres en el Reino Unido de entre cuarenta y seis y sesenta años que han experimentado la perimenopausia, encontraron que poco más de un tercio de las mujeres encuestadas no ha buscado ayuda con sus síntomas, mientras que ocho de cada diez no hablan de problemas de salud mental con su pareja o cónyuge.

Kate Bache, cofundadora de Health & Her, dijo: “Sabemos por nuestras investigaciones anteriores que, en promedio, las mujeres tardan catorce meses en darse cuenta de que están en la perimenopausia. Puede suceder incluso antes de que sus períodos terminen".

“Muchas mujeres sufren en silencio, ni siquiera hablan con su pareja o cónyuge al respecto, a pesar de que sufren problemas graves de salud mental que solo se deben a una caída en los niveles de estrógeno en sus cuerpos”.

Muchas de las 3.4 millones de mujeres de entre cincuenta y sesenta y cuatro años en el Reino Unido experimentarán síntomas de la menopausia, con efectos secundarios que van desde palpitaciones cardíacas hasta sofocos, dolor vaginal, ansiedad y depresión.

"El diagnóstico erróneo y el tratamiento incorrecto son un gran problema, ya que a muchas mujeres todavía se les recetan antidepresivos en lugar de la terapia de reemplazo hormonal (TRH), que alivia los síntomas de la menopausia, lo que proporcionaría un tratamiento mucho más holístico", mencionó Carolyn Harris, parlamentaria laborista para Swansea East, a The Independent .

"Agregue a esto las brechas en el apoyo en el trabajo, en el hogar y de forma más amplia en la sociedad y comenzará a comprender las causas del costo del bienestar mental de las mujeres".

Harris, quien ha creado un Grupo Parlamentario de Todos los Partidos (APPG) de miembros del Parlamento que se centra en la menopausia, señaló que su proyecto de ley de miembros privados sobre la menopausia tiene su segunda lectura en la Cámara de los Comunes a finales de este mes.

"Espero que esto sea un catalizador para el cambio y que ponga fin al estigma que las mujeres han enfrentado durante demasiado tiempo", agregó.

La nueva investigación encontró que alrededor de seis de cada diez mujeres perimenopáusicas experimentan falta de energía y de motivación, mientras que poco más de la mitad sufren depresión y mal humor.

Mientras tanto, cuatro de cada diez experimentan ira y cambios de humor, mientras que un tercio lidia con sentimientos de inutilidad.

Casi la mitad de las mujeres evitaban ver a familiares o amigos, mientras que poco más de cuatro de cada diez dijeron que a veces no querían levantarse de la cama. Casi una de cada seis mujeres perimenopáusicas dicen que están enfermas para no ir a trabajar.

Después de buscar la salud mental, una de cada diez mujeres comenzó a tomar antidepresivos por primera vez después de que comenzaron sus síntomas. Una encuesta anterior de casi 3.000 mujeres realizada por Channel 4 encontró que a dos tercios se les ofrecieron antidepresivos para los síntomas de la menopausia, aunque esto puede empeorarlos.

Eleanor Morgan, autora de Hormonal y psicoterapeuta en formación, dijo a The Independent que la perimenopausia es "una experiencia que puede ser confusa, incómoda en cuanto a lo físico y llena de ansiedad".

Dijo que cuando investigaba para su libro, habló con muchas mujeres que desconocían por completo la existencia de la perimenopausia.

Morgan agregó: "Aunque ocurren cambios biológicos dentro del cuerpo, desconfío de los aspectos emocionales que se patologizan, sobre todo en la prescripción rutinaria de antidepresivos".

Dijo que la pérdida de fertilidad, "la juventud percibida, la libido y por lo tanto, quizás, ya no sentirse deseadas" son cosas difíciles de aceptar.

Morgan agregó: “¿Te siente escuchada, vista y respetada por las personas que te rodean? Si no es así, ¿eso podría significar que desea retirarse?".

“¿Te sientes capaz de hablar de forma abierta sobre cómo te sientes o te aferras a todo por miedo a ser etiquetada como 'loca' o 'histérica', debido a la etapa de la vida en la que te encuentras como mujer?” Estas son narrativas difíciles de llevar. La vergüenza es agotadora.

Advirtió que "la emoción vive en el cuerpo" y puede volverse "disruptiva de forma física" si las personas no tienen salida o liberación para sus emociones.

Los sentimientos de ansiedad y tristeza pueden estar relacionados con la "vergüenza" y la sensación de no poder "hablar de forma abierta sobre lo que está pasando" debido a los temores de cómo responderá la gente, dijo.

“Esto le habla a una sociedad que todavía tiene muchas ideas dañinas sobre cómo las mujeres 'deberían' ser o estar presentes en el mundo, y no hay ninguna píldora para solucionarlo”, dijo Morgan.

Los síntomas de la menopausia también incluyen sequedad vaginal, sudores nocturnos, insomnio, dolores de cabeza, disminución del deseo sexual, infecciones recurrentes del tracto urinario, así como cambios de humor, sentimientos de tristeza, dificultad para concentrarse y problemas de memoria.

La Dra. Deborah Lancastle, psicóloga interesada en los elementos psicosociales de la salud reproductiva de las mujeres, dijo: “La ansiedad, las fobias y los ataques de pánico pueden ocurrir por primera vez. Muchas mujeres experimentan depresión sin antecedentes previos. Estos son los síntomas que las personas no ven en lo físico, por lo que pueden ser más difíciles de tratar ".

Diane Danzebrink, que dirige la red de apoyo a la menopausia, la cual trabaja con 10.000 mujeres, dijo a The Independent que la escasez de información sobre los síntomas psicológicos y cognitivos de la menopausia puede hacer que muchas mujeres desconozcan qué está causando sus problemas de salud mental.

“Estos síntomas no reconocidos y sin apoyo pueden tener costos ocultos en la salud personal, las relaciones y las carreras”, agregó la consejera de menopausia. “Y, por desgracia, las estadísticas de suicidio nos muestran de forma regular que el mayor riesgo de suicidio entre las mujeres es mayor entre las edades de cuarenta y cinco a cincuenta y cinco, el momento de la perimenopausia o la menopausia para la mayoría de las mujeres”.

Puedes encontrar consejos útiles sobre cómo iniciar una conversación o si estás preocupado por alguien en el sitio web de Samaritans

Puedes comunicarte con la línea de ayuda de Samaritans, llamar al 116 123. La línea de ayuda es gratuita y está abierta las veinticuatro horas del día todos los días del año.

También puedes comunicarte con Samaritans mediante correo electrónico a jo@samaritans.org. El tiempo medio de respuesta es de veinticuatro horas.

VÍDEO | Esto es lo que el color del periodo dice de tu salud

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.