El miedo a los misiles iranies

Más destacado

Buenos Aires, 2 de julio (Télam, por Alberto Galeano).- Aunque la noticia fue desmentida por Irán, la posibilidad de que un misil iraní cuente con capacidad para transportar ojivas nucleares causa preocupación en varios países de Medio Oriente, entre ellos Arabia Saudita e Israel.

Y es que cualquier movimiento que se produzca al respecto podría alterar la endeble relación de fuerzas que existe en la región, después de la invasión de Estados Unidos a Irak en 2003 y la posterior caída de Saddam Hussein.

Sin duda, el Irán chiíta (una rama del islam enfrentada a los sunnitas) se ha beneficiado con estos cambios. A esta situación se suma la decisión de Estados Unidos de retirar paulatinamente sus tropas de Afganistán hasta 2014, lo que genera algún tipo de incertidumbre, sostienen analistas.

Pero son las armas, precisamente, las que por estos días preocupan a los vecinos de Teherán.

Las pruebas realizadas el martes pasado por el gobierno del presidente Mahmud Ahmadinejad, con 14 misiles de superficie shehab 3 (meteoro en persa), volvieron a despertar los antiguos temores que existen sobre el programa nuclear iraní.

Los misiles aumentaron su autonomía de 1300 a 2000 kilómetros, con lo cual podrían alcanzar a Irak e Israel por el oeste, Afganistán al este, la ex repúblicas soviéticas al norte y el Golfo Pérsico en el sur.

"Ninguno de los misiles probados por Irán es capaz de llevar una ojiva nuclear", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast.

Preocupado por las pruebas iraníes, el príncipe Turki al Faisal, ex jefe de Inteligencia y ex embajador en Washington, afirmó: Arabia Saudita “no puede vivir en una situación donde Irán tiene armas nucleares y nosotros no", tras reunirse con funcionarios de la Organización del Atlántico Norte (OTAN).

Al Faisal advirtió que la existencia de armas nucleares en Medio Oriente "obligaría a Arabia Saudita a perseguir políticas que podrían conducir a incalculables y dramáticas consecuencias".

Una serie de cables diplomáticos revelados por el sitio web WikiLeaks dan cuenta que el rey saudita Abdullah había advertido a Washington en 2008 que si Irán desarrolla armas nucleares "todo el mundo haría lo mismo en la región, incluyendo a Arabia Saudita".

Al referirse a la nueva prueba de misiles Shehab-3, realizada por Irán en forma subterránea, el analista Robert Fisk comentó que la noticia no es nueva, ya que la república islámica amenazó con responder a cualquier ataque extranjero durante años.

“Si Israel o Estados Unido atacan las instalaciones nucleares van a tener una respuesta”, señaló en un comentario en el diario británico The Independent.

No sólo los sauditas están preocupados por Irán, sino también los israelíes que siguen con atención los movimientos militares que periódicamente realiza Teherán.

En medio del conflicto que mantiene con los palestinos, por lo territorios autónomos de Gaza y Cisjordania, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó a Teherán de "exagerar su habilidad militar".

Que Irán perfeccione sus misiles (más allá de que ese país desmienta la posibilidad de que carguen ojivas nucleares), genera todo tipo de especulaciones sobre la posibilidad de un eventual conflicto bélico.

El analista Yossi Melman, del influyente diario israelí Haaretz, se pregunta en un artículo si son los submarinos, y no los aviones, la mejor estrategia de Israel para contener a Irán.

Melman cita declaraciones del ex comandante de la marina israelí, Avraham Botzer, quien señala que la fuerza aérea no puede destruir la capacidad nuclear de Irán, así que Israel debería confiar en sus estrategias de disuasión.

"Temo que la fuerza aérea ha convencido a los políticos que un ataque a Irán es posible y que conseguirá resultados", dijo Botzer. "Si yo estoy en lo cierto, entonces nosotros estamos jugando con una peligrosa ilusión", agregó.

Israel ya cuenta con armas nucleares en Medio Oriente. Según señalan distintos informes, entre ellos el semanario británico The Economist, el estado hebreo posee unas 200 bombas atómicas.

Actualmente, los israelíes tienen tres submarinos -otros dos están en construcción en astilleros alemanes, según señala

Melman- los cuales están equipados para llevar ocho misiles que podrían ser armados con ojivas nucleares.

Mientras crece la polémica, la primera planta nuclear iraní, construida por una empresa rusa en la ciudad de Bushehr, en el suroeste del país, se pondrá en marcha el próximo 21 de agosto, después de una demora de dieciséis años.

El reactor de esta central fue supervisado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Estados Unidos y otros países creen que este complejo forma parte de los planes iraníes por desarrollar armas nucleares, pero Irán lo ha negado reiteradamente, respaldada por el presidente ruso, Vladimir Putin. (Télam).-

jag-gel 02/07/2011 11:28

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK