"Da miedo porque es nueva, pero es lo que hay", dice médico vacunado

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- Luego de tres horas de espera, Francisco Jiménez Orozco, médico residente de infectología en el Hospital General de México, se convirtió en uno de los primeros trabajadores de salud que recibieron la vacuna por el Covid-19.

El doctor Jiménez Orozco llegó a hacer fila al Hospital General este jueves a las 6:40 horas, la vacuna le fue colocada aproximadamente a las 9:30 horas porque, como él, otros médicos y enfermeros de dicha institución y otros centros de salud acudieron a ponerse la vacuna.

"La vacuna no me dolió, el enfermero tenía brazo ligero porque no me dolió, ahorita sí me está doliendo pero cuando me la pusieron no me dolió", contó en entrevista con EL UNIVERSAL.

"Nos dijeron que me puede dar fiebre, dolor de articulaciones, dolor muscular o dolor de cabeza, pero esto se empieza a reportar después de la primera o segunda semana y me dijeron que me tengo que tomar paracetamol y no más".

Explicó que la vacuna se aplica en el brazo no dominante, que en su caso fue el izquierdo debido a que él es diestro.

Reconoció que, como todos, tuvo miedo y por un momento pensó no ponerse la vacuna debido a que es un producto nuevo y se tiene poca experiencia con ella, pero que ahora que lo hizo, está seguro de que fue la mejor decisión.

"Sí da miedo porque hasta cierto punto es una vacuna nueva que fue aprobada en una emergencia, sí da incertidumbre de que no hay tanta experiencia con esta vacuna, pero por otro lado es lo que tenemos, es lo que hay y es una de las vacunas que han logrado los estándares para ser aplicada al público entonces sí da miedo, pero es más el beneficio de que sí te dé protección en lugar de otra cosa", recordó.

"Hubo un momento en el que pensé no ponérmela pero me puse a investigar más a fondo y pensé que sí vale la pena y sí, valió la pena".

El médico residente, quien además de atender pacientes en el Hospital General cubre turnos en la tarde en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), recibirá una segunda dosis de la vacuna dentro de 21 días.

Contó que su familia también tiene cierto temor de que le pusieran la vacuna pero afirmó que al llegar a casa les contará de su experiencia.

"Mi familia me decía que les daba miedo que me pusieran la vacuna porque es nueva, sí tienen un poco de temor así que seguro al rato que llegue a casa obviamente va a ser la primera pregunta de cómo me fue y eso", dijo.

Desde abril pasado, Francisco Jiménez forma parte de la primera línea de batalla contra el Covid-19 en el pabellón de infectología del Hospital General y en el hospital del ISSSTE en el que trabaja en las tardes.

Relató que entre septiembre y octubre el pabellón del Hospital General estaba vacío y en el ISSSTE la carga era de siete u ocho pacientes máximo pero que desde noviembre pasado la carga de trabajo empezó a subir poco a poco.

En agosto pasado tomó una incapacidad de 15 días porque presentó dolor de cabeza, fiebre y dolor detrás de los ojos, su prueba salió negativa y se le realizó una tomografía que se reportó como altamente sugestiva de Covid-19.

"De mis compañeros de la residencia creo que el 90% ya ha tenido covid, ahorita tenemos tres que están de incapacidad", señaló.

"Afortunadamente de mis compañeros y gente cercana a mí no han muerto, todos han sido cuadros leves o inclusive asintomáticos y ojalá todo siga así".