Microdescansos de 10 minutos podrían ayudar a las personas a trabajar mejor, según estudio

·2  min de lectura

Tomar “microdescansos” podría ayudar a las personas a trabajar mejor y aumentar el bienestar, según un estudio.

Los investigadores descubrieron que pausar una tarea por solo 10 minutos o menos puede ayudar a los trabajadores a sentirse más vigorosos y reducir la fatiga.

Están aumentando las preocupaciones sobre el burnout en el lugar de trabajo (catalogado como un “fenómeno ocupacional” por la Organización Mundial de la Salud en 2019), pues muchos empleados enfrentan grandes cargas de trabajo y turnos largos.

Un número cada vez mayor de estudios explora varios aspectos de la gestión y recuperación de la energía de los empleados, a menudo centrados en la recuperación después de que termina la jornada laboral.

Sin embargo, los efectos potenciales de los procesos de recuperación durante la jornada laboral siguen sin estar claros.

Un equipo de investigación dirigido por Patricia Albulescu en la Universidad Occidental de Timioara (WUT) en Rumania analizó 22 estudios y 19 manuscritos sobre “microdescansos” publicados en los últimos 30 años.

En los estudios, los participantes tomaron un descanso de varias tareas, incluidas simulaciones de trabajo, tareas reales relacionadas con el trabajo y pruebas cognitivas no relacionadas con el trabajo.

Pasaron sus descansos de diferentes maneras, como haciendo ejercicio físico y viendo vídeos.

Luego, los resultados de su descanso se compararon con los de otros participantes que no habían tomado un descanso o habían usado su tiempo libre como lo harían normalmente.

El análisis realizado por el equipo de WUT encontró que no había una asociación general entre los microdescansos y un mejor desempeño en las tareas.

Sin embargo, encontraron que los descansos más largos tendían a estar relacionados con un mejor desempeño, especialmente para tareas creativas o de oficina, pero menos para tareas más exigentes mentalmente.

El estudio sugirió que ciertas tareas rutinarias realizadas con un alto nivel de automaticidad permiten que “la mente divague, aumentando la probabilidad de cometer errores”.

También dijo que los jefes podrían apoyar el bienestar de los empleados alentándolos a tomar microdescansos.

“La participación de los directivos es relevante, considerando que muchos empleados aún pueden sentir que tomar descansos puede ser percibido como un comportamiento contraproducente”, señaló el informe.

Los autores sugirieron que estudios futuros podrían investigar descansos más largos y la mejor actividad para hacer durante un microdescanso.

”Nuestros resultados revelaron que los microdescansos son eficientes para preservar altos niveles de vigor y aliviar la fatiga”.

Los hallazgos han sido publicados en la revista PLOS ONE.