Michoacán abandona últimas posiciones en materia educativa: Planea

MORELIA, Mich., septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- De acuerdo con los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los aprendizajes (Planea), tanto en Matemáticas como en Lengua y Comunicación, el estado de Michoacán registró avances significativos y abandonó los últimos lugares.

Esta entidad del centro del país, pasó de ocupar los lugares 30 y 31 que tenía en años anteriores, al 14 con el mayor número de alumnos en nivel de excelencia en matemáticas y, 23 en Lengua y Comunicación.

Fue el 11 y 12 de junio pasados cuando por primera vez se logró aplicar la prueba a 12 mil 800 alumnos de 450 escuelas del estado.

Sin mayores contratiempos, los docentes de Michoacán permitieron la realización de la prueba que se aplicó de manera simultánea en el país.

Para sorpresa del sector educativo, Michoacán arrojó resultados positivos, toda vez que se redujo el número de alumnos insuficientes; es decir, aquellos que se ubicaban en el nivel 1.

Los resultados de la evaluación indican que en la asignatura de matemáticas el primer lugar lo ocupa Puebla y Guerrero el último.

En Lenguaje y Comunicación es la Ciudad de México quien ocupa la primera posición y Guerrero la última.

El Plan Nacional para la Evaluación de los aprendizajes (Planea) se puso en operación por primera vez en el año 2015.

Los instrumentos de Planea se aplicaron a los alumnos de sexto de primaria, tercero de secundaria y del último grado de Educación Media Superior.

De acuerdo a la página oficial, Planea recupera las fortalezas conceptuales y operacionales de la prueba ENLACE y supera sus limitaciones para informar a la sociedad sobre el estado que guarda la educación.

Lo anterior, en términos de logro de aprendizaje de los estudiantes, en dos áreas de competencia: Lenguaje y Comunicación (Comprensión Lectora) y Matemáticas.

Los objetivos principales de este esfuerzo evaluativo son:

·Conocer la medida en que los estudiantes logran el dominio de un conjunto de aprendizajes esenciales al término de los distintos niveles de la educación obligatoria.

·Ofrecer información contextualizada para la mejora de los procesos de enseñanza en los centros escolares.

·Informar a la sociedad sobre el estado que guarda la educación, en términos del logro de aprendizajes de los estudiantes.

·Aportar a las autoridades educativas la información relevante y utilizable para el monitoreo, la planeación, programación y operación del sistema educativo y sus centros escolares.