Michelle Obama agarró las agujas de tejer y se quiere retirar de la vida pública

·3  min de lectura
Michelle Obama en su programa infantil
ADAM ROSE/NETFLIX

NUEVA YORK.- La exprimera dama de Estados Unidos Michelle Obama está dedicándose al tejido y pensando en retirarse de la vida pública para concentrarse en las tareas hogareñas. Lo aseguró en una entrevista con la revista People, en la que reveló que el haber comenzado a tejer durante la pandemia del coronavirus la hizo rever sus prioridades.

”Tejer es una propuesta para siempre”, señaló. “Nunca te recibes en el tejido, porque una vez que haces una bufanda, llega la manta. Y una vez que haces la manta, tienes que hacer el sombrero, los calcetines”.

Aseguró que ahora está trabajando en su primer suéter de cuello redondo para su esposo, el expresidente Barack Obama. ”Estoy averiguando cómo hacer las mangas y un cuello”, dijo. ”¡­Podría seguir tejiendo!”.

La exprimera dama también se refirió a sobre cómo la pandemia la ayudó a ella y a su esposo a recuperar “momentos robados” con Malia, de 22 años, y Sasha, de 19, quienes regresaron a casa de la universidad para ponerse en cuarentena con sus padres en las casas familiares en Martha’s Vineyard, Massachusetts.

Carta del Vaticano: fuerte condena de Francisco a los que “acaparan vacunas”

Michelle admitió que sufrió una “depresión leve” durante el encierro pandémico y después del asesinato de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis en mayo pasado. Ahora que Malia y Sasha son jóvenes adultas independientes, Michelle dijo que disfruta que sus conversaciones se hayan vuelto más “orientadas a los pares que de madre a hija”. ”Les he estado diciendo a mis hijas que estoy avanzando hacia la jubilación en este momento”, continuó la ex primera dama de 57 años.

”Barack y yo no queremos volver a experimentar el invierno nunca más”, dijo. “Estamos sentando las bases para que alguien más continúe el trabajo para que podamos retirarnos y estar juntos, y Barack puede jugar mucho al golf, y poder burlarme de él porque no tiene nada más que hacer”.

Después de dejar la Casa Blanca, los Obama se mudaron al vecindario de Kalorama en Washington, DC, luego compraron otra casa en Martha’s Vineyard y se mantuvieron ocupados con numerosas actividades de promoción, literatura y entretenimiento.

Lula está de vuelta: cargó contra Bolsonaro y elogió a Alberto Fernández

Ambos escribieron libros de memorias (el primer volumen de las memorias del expresidente, “A promise land” -Una tierra prometida-, se publicó a fines de 2020) y completaron proyectos de películas y podcasts a través de su compañía de producción Higher Ground, con más propuestas en marcha. “El podcast de Michelle Obama”, debutó el año pasado, y el expresidente hizo recientemente un proyecto de podcast de Spotify con Bruce Springsteen titulado “Renegado: nacido en los Estados Unidos”.

La exprimera dama también tiene un nuevo programa infantil de Netflix, “Waffles and Mochi”, que se estrenará pronto y lanzará una edición especial de sus exitosas memorias de 2018 “Becoming” para lectores jóvenes.

En un futuro cercano, los Obama también celebrarán la inauguración de la Biblioteca Presidencial Obama en Chicago, que actualmente se encuentra en construcción.

Recientemente, hicieron una aparición en la toma de posesión el 20 de enero del presidente Joe Biden, quien anteriormente fue vicepresidente de Obama.

Agencia ANSA