Para Michel Houellebecq, el mundo poscoronavirus será "un poco peor"

LA NACION

En coincidencia con Alessandro Baricco y Daniel Barenboim, el escritor francés Michel Houellebecq tampoco cree en que el mundo poscoronavirus vaya a ser diferente; al contrario, estima que será el mismo, "pero un poco peor".

"No creo ni por un segundo en las declaraciones de tipo 'nada será como antes'. Al contrario, creo que será exactamente igual", aseguró el autor de Las partículas elementales en una carta leída en la emisora France Inter "No nos despertaremos después del confinamiento en un nuevo mundo, será el mismo pero un poco peor", insiste Houellebecq.

La epidemia del coronavirus, estima el novelista, "debería arrojar como principal resultado la aceleración de algunas mutaciones en curso", en particular, "la disminución del contacto humano". La crisis "ofrece una magnífica razón de ser a esta marcada tendencia: una cierta obsolescencia que parece golpear las relaciones humanas", afirma.

"Sería falso afirmar además que hemos redescubierto lo trágico, la muerte, la finitud, etc", prosigue el escritor. Mientras que la epidemia de la covid-19 mató a casi 25.000 personas en Francia, el escritor afirma que "nunca antes la muerte fue tan discreta como en estas últimas semanas". "Las víctimas se resumen a una unidad en la estadística de muertes diarias y la angustia que se propaga entre la población a medida que el número total aumenta tiene algo de extrañamente abstracto", continúa el autor de Plataforma y Sumisión.

"Otra cifra habrá cobrado gran importancia en estas semanas, la de la edad de los enfermos. ¿Hasta cuándo conviene reanimarlos, curarlos? ¿70, 75, 80 años?", se pregunta Houellebecq. "Nunca antes habíamos expresado con una indecencia tan serena el hecho de que la vida de todos los individuos no tiene el mismo valor".