Prensa que investiga el crimen organizado, objetivo de atentados en la UE

·2  min de lectura

Redacción Internacional, 7 jul (EFE).- El tiroteo de un conocido periodista neerlandés, Peter R. de Vries, especializado en investigar el crimen organizado, que se encuentra hospitalizado en estado grave tras recibir varios disparos anoche en plena calle en Ámsterdam, se suma a otros casos contra periodistas e informadores en la Unión Europea asesinados o agredidos por el mismo motivo.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, recordó que este tipo de ataques van "contra nuestros valores fundamentales y la libertad de la prensa", contra la democracia y Estado de Derecho, los mismos términos en los que se expresó la comisaria europea encargada de Valores y Transparencia, Vera Jourová.

Desde el año 2017 varios periodistas han muerto en ataques en la UE en circunstancias no esclarecidas, pero que han levantado dudas sobre la vinculación con las investigaciones periodísticas que realizaban, fundamentalmente sobre asuntos relacionados con la corrupción.

La maltesa Daphne Caruana Galizia falleció el 16 de octubre 2017 como resultado de la explosión de su coche. En el momento de su asesinato, la periodista trabajaba en una información sobre las conexiones de algunos políticos de su país, entre ellos el primer ministro maltés, Joseph Muscat y su esposa, en casos de corrupción.

El 26 de febrero de 2018 fueron asesinados el periodista eslovaco Jan Kuciak y su novia en su casa de Bratislava (Eslovaquia). Kuziak había ganado notoriedad por sus investigaciones sobre casos de corrupción, que publicaba en el portal de noticias Aktuality.sk.

La periodista búlgara Viktoria Marinova fue violada y asesinada el 6 de octubre de 2018 en la ciudad de Ruse en Bulgaria. En el momento de su asesinato Marinova realizaba una investigación sobre una presunta corrupción con fondos de la Unión Europea. Su asesino fue detenido en Alemania días después, sin que hasta el momento se hayan esclarecido las razones del crimen.

En Irlanda del Norte fue asesinada la periodista irlandesa Lyra McKee cuando cubría una protesta en Derry el 18 de abril de 2019. Cuatro personas relacionadas con el grupo terrorista disidente Nuevo IRA fueron detenidas por su muerte.

El último informador muerto en la Unión Europea fue el griego Yorgos Karaivaz, un periodista de la televisión privada y de varios medios griegos, especializado en información criminal, asesinado a tiros ante su domicilio en Atenas el 9 de abril de 2021.

Y en la noche del 17 al 18 de marzo de 2020. el jefe de redacción del semanario búlgaro "168 chassa" (168 horas), Slavi Anguelov, conocido por sus trabajos de investigación sobre el crimen organizado, resultó gravemente herido tras ser apaleado por desconocidos en Sofía, según el grupo al que pertenece el periódico, MGB.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.