Miami tiene la oportunidad de construir viviendas asequibles en Allapattah en terrenos propiedad de la ciudad. No lo arruines | Opinión

·5  min de lectura

Miami está viendo cómo los alquileres se disparan; los líderes cívicos están de acuerdo en que nuestra ciudad enfrenta una crisis de vivienda extraordinaria.

Pero a medida que dedicamos nuestras energías colectivas a encontrar soluciones, se abre una bifurcación en la vía para resolver esta crisis. ¿Permitimos que los residentes lideren los esfuerzos para salvar sus vecindarios y hacer que las viviendas sean más asequibles, o confiamos en los que los desarrolladores sean catalizadores y el inventario de viviendas que tanto necesitan las familias de Miami que están siendo expulsadas de sus comunidades por los altos precios?

En ningún otro lugar es esto más patente que Allapattah,un vecindario que cambia rápidamente y que colinda con el Distrito de Salud de Miami, área en la que la ciudad actualmente opera instalaciones secundarias en un extenso campus de 19 acres (NW 12 Avenida y 20 Calle, conocido como el “GSA Site”). Durante años, el GSA Site ha sido visto como una oportunidad sin precedentes para crear miles de viviendas nuevas.

Es evidente que necesitamos más viviendas. Según la Universidad de Florida, Miami-Dade tiene un déficit de 68,400 viviendas asequibles para familias que ganen hasta alrededor de $55,000, o el 80% del ingreso medio del área (AMI, por sus siglas en inglés).

En comparación, solo hay una escasez de 2500 unidades para aquellos que ganan hasta alrededor de $82,000 por año, o el 120 % del AMI. Esta necesidad proporcional es similar dentro de la Ciudad de Miami.

Además, en la Ciudad de Miami, el 57% de todos los hogares están agobiados por los costos, pagando más de lo que pueden cubrir en alquiler o hipoteca. Este problema lo sienten de manera desproporcionada los hogares negros e hispanos, más de la mitad de los cuales están agobiados por los costos, en comparación con el 37% de sus contrapartes blancos. FPara satisfacer esta necesidad extrema, la Ciudad debe priorizar el desarrollo de viviendas para aquellos que ganan menos de $55,000 en vez de priorizar viviendas para los que ganan hasta $82,000.

En 2019, el alcalde Francis Suárez solicitó ideas para la implementación del GSA Site, pero sin realizar una participación preliminar de los residentes, propietarios de pequeñas empresas o trabajadores del vecindario.

La Coalición de Tierras Públicas para el Bien Común , un colectivo de más de 30 organizaciones que trabajan para garantizar que las tierras públicas beneficien a todos los miamenses, se ofreció a asociarse con la Ciudad para realizar una primera ronda de participación comunitaria, preguntando al vecindario cuáles son sus deseos para el sitio. El alcalde Suárez proporcionó fondos para este esfuerzo, al igual que la Fundación de Salud del Sur de Florida.

Después de una serie de talleres públicos muy concurridos y entrevistas en profundidad, la Coalición PLPG identificó las cuatro recomendaciones principales compartidas por los participantes, que querían:

1. Vivienda asequible para residentes actuales, que típicamente ganan menos de $55,000 por año;

2. Un centro comunitario con servicios en el lugar para satisfacer las necesidades actuales de los residentes;

3. Espacio recreativo de acceso público; y

4. Participación continua de la comunidad para ayudar a guiar la remodelación.

La Coalición PLPG presentó el informe de perspectivas de participación hace más de un año. Múltiples veces desde entonces, hemos solicitado que la administración priorice las recomendaciones del informe en la Solicitud de propuestas (RFP), ponderando fuertemente las necesidades y aspiraciones expresadas del vecindario de Allapattah, que también se alinean con las de la Ciudad en su conjunto.

A pesar de nuestro compromiso continuo con la ciudad, fue una propuesta no solicitada presentada por un desarrollador privado y no las necesidades claramente articuladas definidas por la comunidad lo que desencadenó un proceso de licitación abierta a través de una Solicitud de propuestas.

En la reunión de la Comisión de la Ciudad del 28 de julio de 2022, se presentó la propuesta no solicitada para el sitio y se inició el proceso de RFP que se completará en unas pocas semanas, después de lo cual los solicitantes adicionales pueden presentar propuestas dentro de los 90 días.

Desde entonces, los administradores clave de la ciudad y los funcionarios electos parecen estar tomando la posición de que deberían ser los planes y proyecciones de los desarrolladores los que guíen cómo se debe volver a desarrollar la tierra pública. La pregunta ahora es, ¿cómo juzgará la Ciudad las propuestas presentadas?¿Cómo se asegurará de que la reurbanización priorice las necesidades de las familias, los residentes antiguos, los trabajadores y los dueños de negocios de Allapattah?

No hemos recibido respuesta a estas preguntas. Notamos que la propuesta no solicitada ya presentada no incluye planes para viviendas asequibles, servicios comunitarios o participación comunitaria continua. Sí incluye viviendas para trabajadores, con un precio para aquellos que ganan 100-140% AMI ($68,300-$95,760 por año), pero esto está fuera del alcance de los residentes actuales de Allapattah.

Según la Encuesta sobre la comunidad estadounidense de EE. UU., el ingreso familiar promedio de 2022 para Allapattah es de $30,634, o aproximadamente el 45% del AMI. En nuestra estimación, esta propuesta deja un gran valor sobre la mesa para Allapattah y para la Ciudad y no tiene en cuenta la realidad financiera de los residentes del sector.

Hacemos un llamado al Gerente de la Ciudad de Miami y al Comisionado de Distrito para que no desperdicien esta oportunidad de oro para abordar las necesidades desesperadas no solo de Allapattah sino de toda la Ciudad. La vivienda asequible es difícil de construir, en parte, porque la tierra disponible es muy escasa.

Debemos utilizar terrenos de propiedad pública para viviendas asequibles en cada oportunidad. Esta parcela ayudará a definir el futuro de Miami durante los próximos 50 años. La ciudad tiene la oportunidad de ser modelo de cómo se pueden reconstruir los terrenos públicos en colaboración fluida con la comunidad.

No es demasiado tarde para demostrar que esta ciudad puede ser tan inclusiva como algunos afirman: un Miami verdaderamente para todos.

Mileyka Burgos-Flores es directora ejecutiva fundadora de Allapattah Collaborative CDC. Maybelyn Rodríguez Laureano es directora ejecutiva de la Coalición de Desarrollo Comunitario del Sur de Florida. Annie Lord es directora ejecutiva de Miami Homes for All. Cada una de sus organizaciones es miembro de la Coalición de Tierras Públicas para el Bien Público. Obtenga más información en plpgmiami.org.

Burgos-Flores
Burgos-Flores