Los Miami Marlins pagan alto precio por el campeón de bateo de la Americana

DANIEL A. VARELA/dvarela@miamiherald.com

Era sabido que los días de Pablo López estaban contados en Miami. Los rumores de cambio se convirtieron en realidad este viernes, luego de que los Marlins realizaran su mayor movimiento e la temporada al adquirir al primera base de los Mellizos de Minneosta Luis Arráez.

La llega del campeón de bateo de la Liga Americana en el 2022 también significaría, por el momento, el fin de cualquier intento por sumar al cubano Yuli Gurriel a la situación de la inicial, aunque una fuente del club comentó que aún existía una lejana posibiidad de de llegar a un acuerdo con el campeón de la Serie Mundial con los Astros.

De esta manera, López es la cabeza del intercambio que que pudiera resultar cara para Miami, porque el club está enviando dos promesas a Minnesota, especialmente el jugador de cuadro José Salas, quien está clasificado como el prospecto No. 5 del club por MLB Pipeline.

Arraez viene de una temporada en la que ganó el título de bateo del joven circuito con un promedio de .316, junto con un OPS de .795, 49 impulsadas, 31 dobles, ocho jonrones y 88 carreras anotadas en 144 partidos. En su carrera, el venezolano batea para .314.

Con esta nueva incorporación de Arraez, Miami gana en fuerza ofensiva como una necesaria profundidad en el infield, puesto que el recién llegado jugó 60 partidos como primera base en 2022, 31 como segunda base y 34 como bateador designado. Tomando en cuenta cómo Cooper luchó con las lesiones en el 2022, tener a Arraez capaz de aliviar la presión de campo del jugador de 32 años es probablemente un gran atractivo para Miami.

Otro de los elementos más llamativos y favorables para los peces es el hecho que Arráez, que cumplirá 26 años en abril, está bajo el control del equipo durante tres temporadas más.

El valor de su contrato para el 2023 se resolverá en arbitraje después de que los Mellizos y Arraez no llegaran a un acuerdo antes de la fecha límite del viernes. El jugador presentó una oferta de $ 6,1 millones, mientras que Minnesota presentó una suma de $5 millones.

López, que cumplirá 27 años en marzo y está bajo el control del equipo durante dos temporadas más, viene de una contienda 2022 en la que realizó las 32 salidas programadas por primera vez en su carrera en las Grandes Ligas y finalizó con efectividad de 3,75 en 180 entradas, con 174 ponches y 53 bases por bolas.

Desafortunadamente, López -en el ojo de los rumores de cambio desde mediados de la campana anterior- se convirtió en prescindible cuando los Marlins firmaron un contrato de un año con el veterano Johnny Cueto.