Miami: incógnitas y dolor tras un año de la tragedia en el complejo de apartamentos en Surfside

·5  min de lectura
© Imágen EFE

Un año se cumple de la tragedia vivida en el complejo de apartamentos de Surfside, en Miami (Florida), cuando un edificio de 12 pisos ubicado frente a la playa colapsó parcialmente a la 1:22 de la madrugada, dejando 98 personas fallecidas y decenas heridas. Los familiares y las víctimas aún esperan respuesta a las muchas incógnitas que quedan, mientras que este jueves fueron aprobados más de mil millones de dólares como indemnización a los afectados.

Luego de 12 meses de lo ocurrido, los sobrevivientes tienen más dudas que respuestas y mucho más dolor que consuelo. Todos los propietarios de los 136 apartamentos de 'Champlain Tower South' en Surfside, Miami, perdieron sus viviendas luego que el edificio entero fuera demolido como medida de precaución ante un posible colapso total.

Se quedaron sin nada, salieron de sus hogares con lo que tenían puesto. Luego de la tragedia, la gran mayoría comenzó a vivir de la caridad y actualmente pagan alquileres que los ponen en dificultades económicas. Otros recurrieron a casas de familiares.

Como si todas estas dificultades fueran pocas, la gran mayoría de ellos tienen que vivir con diversos problemas de salud que aparecieron luego de lo ocurrido. Algunos tienen tos persistente por el polvo que inhalaron o lesiones físicas adquiridas mientras trataban de escapar del edificio; además de trastornos de estrés postraumático, depresión, ansiedad y problemas para dormir. Sin contar que muchos de los sobrevivientes sienten culpa por no haber podido ayudar a quienes perdieron la vida.

Mil millones de dólares de indemnización

Por lo sucedido los afectados demandaron colectivamente a 24 personas e instituciones que consideraron responsables. Entre ellos, la empresa de seguridad del edificio, el ingeniero consultor de las renovaciones o la asociación de condominios, entre otros.

Posteriormente, llegaron a un acuerdo sin incluir ningún tipo de negligencia. Este jueves, el juez encargado del caso dio su aprobación final al acuerdo de más de mil millones de dólares de indemnización. El magistrado del condado de Miami-Dade, Michael Hanzman, expresó que es el “mejor” acuerdo que podían alcanzar, acotando que "nunca será suficiente para compensarlos por la trágica pérdida que han sufrido", dijo el juez en la audiencia.

Los más de mil millones de dólares serán distribuidos entre los supervivientes y los herederos de las víctimas fatales. El dinero se entregará de forma proporcional, dependiendo del tamaño del apartamento perdido, mientras que 100 millones se destinarán para cancelar los gastos en representación legal.

Los afectados han denunciado que la asignación que les corresponde a cada uno es injusta y aseguran que la cifra ni se acerca a la cantidad que deberían abonar en caso de intentar comprar un lugar semejante al que perdieron. En parte, por el aumento de los precios inmobiliarios. Además, aseguran que fueron presionados para alcanzar esa conciliación por la mitad e incluso menos del valor de sus condominios.

Familiares y víctimas exigen respuestas

Pero las compensaciones monetarias no son lo único que exigen: quieren las razones y las causas de lo que pasó. El médico Carlos Pazos, padre y abuelo de dos víctimas del derrumbe, expresó que nunca pudo imaginarse una “desgracia” de tal magnitud y quiere respuestas.

"¿Cuáles fueron los motivos, las causas reales? Y sobre eso hay un silencio raro y por supuesto muy desagradable para los familiares de las víctimas, sobre todo ahora, ya que no hay remedio desde el punto de vista de sus vidas, pero sí para uno mismo", expresó.

Sin embargo, las autoridades aseguran que las explicaciones tardarán en llegar por la complejidad del suceso. Judith Mitrani-Reiser, codirectora de las investigaciones que adelanta el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, quien estuvo dos meses evaluando los restos del edificio, explica que tienen “más de dos docenas de hipótesis”.

"Lo que es particularmente inusual y desafiante es la edad de la estructura cuando se derrumbó y el hecho de que no hay un evento inicial claro (que provocase el derrumbe), incluso después de un año de investigaciones", aseveró la codirectora.

A pesar de esta situación, continuarán realizando labores para encontrar respuestas. Iniciarán, en los próximos días, la segunda parte de las pesquisas. Allí, los restos del edificio que fueron recolectados serán analizados utilizando pruebas físicas y químicas, pero la fase mas “intensa” de la investigación finalizará los últimos días de septiembre de 2023. Pero no será hasta un año después cuando el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología publicará el informe final y las recomendaciones.

En 2018 descubrieron que el edificio necesitaba reparaciones

Al edificio se le había realizado en 2018 un estudio de la estructura por parte de la empresa 'Morabito Consultants', que en sus conclusiones especificaba que se necesitaban “reparaciones extensas y necesarias” y planteaba preocupaciones ante el daño en la losa ubicada debajo de la plataforma de la piscina y el “agrietamiento y desprendimiento” en el área del estacionamiento.

Pero por diversas razones y discusiones dentro de la asociación de condominios de 'Champlain Towers South', los trabajos no fueron aprobados para realizarse sino hasta el 2021, cuando el costo estimado había aumentado a 15 millones de dólares que debían cancelados por los residentes.

Ese mismo año, el edificio, construido en 1981, estaba atravesando un proceso llamado “recertificación”, el cual tenía como objetivo revisar la estructura y las instalaciones de electricidad para que este se apegara a las leyes que rigen a las edificaciones que cuentan con más de 40 años de antigüedad. Sin embargo, vecinos del edificio denunciaron que este proceso inició demasiado tarde.

Este 24 de junio se conmemora un año de lo ocurrido. Se realizarán actos privados y públicos en memoria de las víctimas, en los que se contará con la presencia de la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, así como con equipos de rescate y autoridades locales, entre otras personalidades.

Como acto simbólico, se mantendrá encendida por tres semanas una antorcha que representará el tiempo que duraron las acciones de rescate de los sobrevivientes y el hallazgo del cuerpo de la última víctima mortal.

Con Reuters y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.