El Miami Heat puede llenar el puesto de delantero de poder con uno de sus exjugadores

·3  min de lectura
David Santiago/dsantiago@miamiherald.com

Con la firma de Dru Smith, el Heat completó la lista de 20 jugadores para iniciar este martes 27 de septiembre su campo de entrenamiento en Bahamas.

Antes, el lunes 26, el equipo de Miami tendrá el tradicional Día de los Medios donde tanto el entrenador Erik Spoelstra como los jugadores atenderán a la prensa ofreciendo su perspectiva de la temporada.

Todo parece indicar que el Heat iniciará la temporada 2022-2023 con los 14 jugadores que tiene bajo contrato, después de volver a firmar al veterano Udonis Haslem para jugar su campaña número 20 en la NBA, todas con Miami.

Y aunque el equipo está completo, hay un puesto que no está del todo cubierto y que podría tener un cambio de última hora e incluso después de iniciada la temporada, antes que cierre la fecha de intercambios.

Ese puesto no es otro que el de delantero de poder que de momento espera ser cubierto por Caleb Martin y el novato Nikola Jovic, aunque puede haber alguna sorpresa.

Sin embargo, hace unos días se comenzó a barajar la posibilidad de traer a Jae Crowder luego de filtrarse que los Suns lo habían puesto disponible para negociaciones comerciales.

Crowder jugó con el Heat las Finales del 2020 antes de marcharse a Phoenix y es del agrado del alto mando del equipo, la cuestión sería crear un intercambio.

Todo indica que Crowder, al que le queda un año de contrato, vería con buenos ojos regresar a Miami y el jugador que tiene más posibilidades de ser cambiado es Duncan Robinson al que le quedan tres años de contrato, más uno opcional, a razón de $18 millones por temporada.

Robinson es mejor tirador, promedia 11.9 puntos por partido y un 40.5 por ciento en triples, en tanto Crowder tiene una media de 9.6 cartones y 34.6 por ciento en triples.

Aunque el delantero del Heat la pasada campaña se cayó un poco, aún tuvo mejores números con 10.9 puntos y 37.2 en triples.

La diferencia es que Miami quiere a Crowder por su defensa, porque puede desempeñarse como delantero de poder y porque Max Strus puede jugar en el lugar de Robinson.

No está claro que esto pueda suceder, pero en cualquier caso el Heat no va arriesgar las primeras rondas del draft o implicar a otros jugadores en alguna transacción, sabiendo que el próximo año Crowder puede venir como agente libre.

Y conociendo que a Spoelstra le encantan las alineaciones pequeñas y lo que aporta Robinson.

Todo dependerá de cómo el delantero de Miami comience la temporada, si sus tiros de tres comienzan a caer habrá tema.

Por un lado los Suns estarían realmente interesados y por otro el Heat no querrá soltarlo.

Tampoco está garantizado que Strus repita la extraordinaria campaña que tuvo en el pasado curso con un 41 por ciento de efectividad en triples, el mejor en su historia como jugador, luego de disparar para un 33.8 por ciento el año anterior y por debajo del 40 por ciento en la universidad.

El 3 de octubre el Heat regresará al FTX Arena para un juego de exhibición benéfico entre los equipos Rojo, Blanco y Rosa y cuyas ganancias irán destinadas a la atención e investigación del cáncer en el Miami Cancer Institute del Baptist Health South Florida, un día antes del primer partido de pretemporada ante los Timberwolves en el mismo escenario.

A Miami no ha venido nadie. ¿Cuál fue el verdadero plan del Heat durante este verano?

Los boletos para este encuentro entre Rojo, Blanco y Rosa solo cuestan $1 y el estacionamiento en el garaje P 2 tendrán un valor de $5.

El campo de entrenamiento del equipo de Miami se extenderá desde el martes 27 de septiembre hasta el sábado 1ro de octubre, con dos sesiones de práctica diarias de martes a viernes en el Centro de Artes y Convenciones del resort de lujo Baha Mar, en Bahamas.

El Heat hará su debut de temporada el 19 de octubre ante los Bulls de Chicago en el FTX Arena, dentro de apenas 28 días.

Entonces se sabrá quién será su delantero de poder.