Miami fija tasa de impuestos a la propiedad históricamente baja. ¿Qué significa eso para usted?

·3  min de lectura
MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

Los comisionados de Miami votaron el jueves a favor de reducir la tasa de los impuestos sobre la propiedad al nivel más bajo desde los años 1960.

El alcalde Francis Suárez se refirió a la tasa —la más baja desde 1964, año en que la ciudad comenzó a hacer un seguimiento de este tipo— en una conferencia de prensa después de la votación. A pesar de los indicios de que una recesión pudiera afectar pronto a una economía ya presionada por el aumento de la inflación, el alcalde dijo que era el momento perfecto para dar un respiro a los contribuyentes.

“Si no se puede hacer en un año como este, no se puede hacer en ningún año”, dijo Suárez. “Estamos totalmente financiados en el gobierno y lo que estamos haciendo es usar algunos de los ingresos excedentes para corresponder a nuestra población”.

El comisionado Joe Carollo también señaló que con el aumento de valor de las propiedades, la reducción de la tasa no necesariamente significa que la factura de impuestos será más baja para todos los propietarios, en particular para aquellos con propiedades de alto valor.

“La factura que todos recibimos por nuestros impuestos a la propiedad va a ser más alta que en el pasado, porque el inspector de la propiedad en el Condado Miami-Dade, no la ciudad de Miami, va a valuar esas propiedades en una cantidad más alta”, dijo.

Consecuencias para el propietario típico

El impacto práctico de la tasa reducida es un aumento menor en la parte de los impuestos sobre la propiedad que se paga a la ciudad.

Los impuestos sobre la propiedad controlados por la ciudad son solo una parte de la factura total de impuestos del propietario, que incluye los impuestos de otros organismos locales, incluida la Junta Escolar. En agosto, los propietarios recibirán una carta llamada “notificación TRIM” en la que se anuncia la tasa de impuestos propuesta y las fechas de las audiencias públicas.

La Comisión de Miami votó a favor de reducir la tasa de impuestos a la propiedad a $7.88 por cada $1,000 de valor tasado de la propiedad. La votación estableció un tope para una tasa que puede reducirse antes que el presupuesto reciba la aprobación final en septiembre, pero la tasa no puede aumentarse fácilmente.

Con esta tasa, el propietario de una vivienda promedio valorada en $192,916 pagaría unos $1,171 en impuestos sobre la propiedad. Esto supone un aumento de unos $30 con respecto al pasado ejercicio presupuestario, suponiendo que el propietario cumpla los requisitos para la exención estándar de la vivienda y que el valor de tasación de la casa aumente 3%, el máximo permitido por la ley este año para una vivienda ocupada por el propietario.

Consecuencias para la ciudad

Los comisionados dijeron que no esperan que los servicios de la ciudad cambien bajo la tasa de impuestos más baja.

“Nuestros habitantes esperan impuestos bajos pero servicios de calidad, hoy hemos acertado en ambas cosas porque en esta aprobación no vamos a reducir ningún servicio a los habitantes de Miami”, dijo el comisionado Ken Russell.

Suárez siguió refiriéndose al exceso de reservas de la ciudad en el presupuesto de este año como prueba de la saludable situación financiera de la ciudad. Carollo coincidió con los demás comisionados en que bajar los impuestos ahora es la medida correcta, pero expresó cierta preocupación.

“No es una tarea fácil porque hemos dejado una cantidad mucho menor en las reservas de lo que nos hubiera gustado normalmente, pero sabíamos que los habitantes de Miami necesitaban esa reducción más que nunca”, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.